Último intento del holding vinculado a Cristóbal López para quedarse con OCA

·3  min de lectura
Veedores judiciales detectaron pagos millonarios injustificados de las empresas en concurso de Cristóbal López
Ricardo Pristupluk / LA NACION

Con el respaldo del Sindicato de los Camioneros, que encabeza Hugo Moyano y que oficia de coadministrador de OCA, el Grupo Clear, holding empresario vinculado a Cristóbal López, pidió en la justicia comercial extender por 45 días el plazo para definir si asumen las riendas de la compañía postal, que aglutina a 6076 trabajadores y acumula pérdidas multimillonarias todos los meses, o si se abre del negocio y deja que la Justicia busque otras opciones.

Los directivos de Clear tenían plazo hasta ayer para tomar el negocio a partir de la oferta que presentaron hace diez meses en el marco del proceso de quiebra, que tramita en el Juzgado Civil y Comercial N°10 de Lomas de Zamora. La intención del grupo empresario naufraga ante las dificultades que observan para encarar el resurgimiento comercial y financiero de la compañía postal privada más grande del país, según reconstruyó LA NACION en base a los testimonios de media docena de fuentes involucradas en las tratativas.

El cumpleaños que violó la cuarentena: los invitados debieron pagar medio millón de pesos

La situación de OCA que coadministran desde hace dos años el Estado y el sindicato de los camioneros es crítica. Pierde más de $ 200 millones cada treinta días, sin perspectivas de que los números se reviertan en el corto o mediano plazo sin pasar por una cirugía mayor de sus gastos y costos.

Ante la Justicia, el Grupo Clear viene de pedir dos meses de prórroga para asumir el control de OCA. Lo solicitó a fines de junio, a lo cual hizo lugar el juez en lo Comercial, Pablo Tejada.

Esa prórroga, sin embargo, concluirá este martes 31, cuando el holding empresario debería encarar la “toma de posesión y transferencia”, según determinó el magistrado, que le ordenó a los actuales administradores, el síndico y los liquidadores que utilizaran los meses de julio y agosto para completar el plan de traspaso.

En ese contexto, Clear podría asumir las riendas de OCA e intentar su resurgimiento financiero y comercial, sondear una nueva prórroga a la Justicia o abrirse del negocio, asumiendo los costos procesales de semejante decisión.

La oferta incial

El año pasado, cabe recordar, el Grupo Clear se comprometió a abonar US$5.280.000 en efectivo por OCA, más US$1.500.000 a los 10 meses, y un “precio fijo en contingencia” por otros US$18,5 millones para conformar así una oferta global por US$25.280.000.

Esa cifra, sin embargo, tiene sus salvedades. El holding no deberá necesariamente desembolsar esos US$18,5 millones. Según indicó el Juzgado, podría constituir “una garantía bancaria de primera línea” por esa suma, “autorizada por el BCRA o un seguro de caución emitido por una compañía de primera línea, de reconocida y acreditada solvencia”.

OCA
OCA


OCA

El desembarco se dilata, sin embargo. El rostro visible del Grupo Clear, Juan Ignacio González Pedroso, cercano a Cristóbal López, no ingresó aún en OCA y se limita a supervisar su operatoria desde la periferia. Y a su lado admiten las dificultades que afrontan para reactivar al gigante postal.

El traspaso de la administración judicial a favor de Clear conllevaría un recorte laboral inmediato: está acordado reducir un 5% la planta de empleados, por lo que perderían sus puestos de trabajo no menos de 300 personas. Pero fuentes del sector, consideran que el ajuste debería ser mucho mayor.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.