“Intento de golpe de Estado”: los testimonios más impactantes sobre el asalto al Capitolio y la respuesta de Trump tras la primera audiencia pública del 6 de enero

·10  min de lectura
Explosión causada por una munición policial mientras partidarios del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se reúnen frente al edificio del Capitolio de Estados Unidos en Washington, Estados Unidos, el 6 de enero de 2021.
Explosión causada por una munición policial mientras partidarios del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se reúnen frente al edificio del Capitolio de Estados Unidos en Washington, Estados Unidos, el 6 de enero de 2021. - Créditos: @Leah Millis

WASHINGTON.– La primera de las seis audiencias previstas en el Congreso sobre el asalto al Capitolio de Estados Unidos del 6 de enero de 2021 por parte de los partidarios del entonces presidente Donald Trump tuvo lugar anoche en una presentación televisada en el prime time televisivo para que llegara a la mayor cantidad de estadounidenses posible.

La comisión de la Cámara de Representantes que investiga la insurrección dejó caer la culpa de los hechos sobre el exmandatario al señalar que el ataque no fue espontáneo, sino que fue un “intento de golpe de Estado” y resultado directo de los esfuerzos para anular las elecciones de 2020.

Con un video nunca antes visto de 12 minutos de duración que muestra a los grupos extremistas liderando el asedio mortal, y con los testimonios del círculo más cercano de Trump, la Comisión Selecta proporcionó detalles con los cuales buscó dejar claro que las repetidas mentiras de Trump sobre un supuesto fraude electoral y su intento público de anular la victoria de Joe Biden condujeron al ataque y pusieron en peligro a la democracia estadounidense.

La comisión llegó a estas conclusiones tras haber entrevistado a más de 1000 testigos y revisado más de 140.000 documentos.

¿Qué concluyó la comisión?

“El presidente Trump convocó a la turba, reunió a la turba y encendió la llama de este ataque”, dijo en su discurso de apertura Liz Cheney, la vicepresidenta republicana del panel, integrado por otro miembro republicano y siete demócratas.

“La democracia sigue estando en peligro”, advirtió el presidente del panel, el representante demócrata Bennie Thompson durante la audiencia.

Lo ocurrido “el 6 de enero fue la culminación de un intento de golpe de Estado, un intento descarado, como dijo un manifestante poco después del 6 de enero, de derrocar al gobierno”, agregó Thompson. “La violencia no fue un accidente”.

El presidente de la comisión que investiga el asalto al Capitolio del 6 de enero, Bennie Thompson, al centro, flanqueado por la representante Zoe Lofgren, a la izquierda, y la vicepresidenta del panel, Liz Cheney, se reúnen el 1 de diciembre de 2021, en el Capitolio, en Washington. (AP Foto/J. Scott Applewhite, archivo)
El presidente de la comisión que investiga el asalto al Capitolio del 6 de enero, Bennie Thompson, al centro, flanqueado por la representante Zoe Lofgren, a la izquierda, y la vicepresidenta del panel, Liz Cheney, se reúnen el 1 de diciembre de 2021, en el Capitolio, en Washington. (AP Foto/J. Scott Applewhite, archivo)


El presidente de la comisión que investiga el asalto al Capitolio del 6 de enero, Bennie Thompson, al centro, flanqueado por la representante Zoe Lofgren, a la izquierda, y la vicepresidenta del panel, Liz Cheney, se reúnen el 1 de diciembre de 2021, en el Capitolio, en Washington. (AP Foto/J. Scott Applewhite, archivo)

Es posible que las audiencias no cambien las opiniones de los estadounidenses sobre el ataque al Capitolio, pero la investigación del panel tiene la intención de dejar un registro público. Antes de las elecciones de medio mandato de este otoño, y con Trump sopesando otra candidatura a la Casa Blanca, el informe final de la comisión tiene como objetivo dar cuenta del ataque más violento contra el Capitolio desde 1814 y garantizar que tal ataque nunca vuelva a ocurrir.

El testimonio mostró cómo Trump se aferró desesperadamente a sus propias afirmaciones falsas de fraude electoral, llamando a sus partidarios al Capitolio el 6 de enero cuando el Congreso certificaría los resultados, a pesar de que quienes lo rodeaban insistían en que Biden había ganado las elecciones.

“Escucharán que el presidente Trump estaba gritando y, cito, ‘realmente enfadado’ con los asesores que le dijeron que tenía que estar haciendo algo más” para sofocar los disturbios, dijo Cheney en la audiencia. ”Y, consciente de los cánticos de los alborotadores sobre ‘colgar a Mike Pence’, el presidente respondió con esta opinión, cito, ‘Tal vez nuestros partidarios tienen la idea correcta’, Mike Pence, cito, ‘se lo merece’”.

La extrema derecha

Otra de las conclusiones a las que llegó el comité es que el grupo ultraderechista Proud Boys estuvo detrás del asalto al Capitolio y, antes del ataque, entre 250 y 300 de sus miembros acudieron a examinar la sede parlamentaria. Las declaraciones del cineasta británico Nick Quested, quien capturó con su cámara las actividades de los Proud Boys en las semanas previas al ataque y ese mismo día, fueron claves para llegar a esa conclusión.

Quested explicó que el 6 de enero “un par de cientos” de miembros de ese grupo ultraderechista estuvieron dando vueltas en las cercanías a la sede parlamentaria.

En paralelo a la investigación política, la Justicia anunció el lunes pasado un nuevo cargo por sedición a Enrique Tarrio, presidente del grupo de extrema derecha y a otros cuatro de sus miembros. Otras organizaciones extremistas que están siendo investigadas son: los Three Percenters, los First Amendment Praetorians y los Aryan Nations.

Policías se enfrentan a violentos partidarios del entonces presidente Donald Trump, quienes intentan abrirse paso a través de una barricada policial, el 6 de enero de 2021, en el Capitolio, en Washington. (AP Foto/Julio Cortez, Archivo)
Policías se enfrentan a violentos partidarios del entonces presidente Donald Trump, quienes intentan abrirse paso a través de una barricada policial, el 6 de enero de 2021, en el Capitolio, en Washington. (AP Foto/Julio Cortez, Archivo)


Policías se enfrentan a violentos partidarios del entonces presidente Donald Trump, quienes intentan abrirse paso a través de una barricada policial, el 6 de enero de 2021, en el Capitolio, en Washington. (AP Foto/Julio Cortez, Archivo)

¿Quiénes testificaron?

En su cuidada presentación, el panel usó testimonios dados a puerta cerrada por algunos de los asesores de mayor rango y confianza de Trump, incluyendo su yerno y alto asesor, Jared Kushner y el exfiscal general William Barr, quien testificó que le dijo al entonces presidente que las afirmaciones de unas elecciones amañadas eran “sandeces”.

En otro, la hija del expresidente, Ivanka Trump, declaró ante la comisión que respetaba la opinión de Barr de que no había fraude electoral. “Acepté lo que dijo”.

Caroline Edwards, agente de la policía del Capitolio, contó anoche a los legisladores lo que solo pudo calificar como una “escena de guerra”, a la que ella y otros agentes se enfrentaron cuando los asaltantes comenzaron a atacarlos con saña el 6 de enero de 2021. “Fue algo como lo que he visto en las películas. No podía creer los que estaba viendo”, dijo.

“Había agentes tendidos en el piso. Estaban sangrando. Yo me resbalaba en la sangre de la gente... Era una carnicería”, afirmó. “Era un caos”.

Sus recuerdos de aquel día son los últimos presentados por los policías que pelearon durante horas mientras una violenta turba de partidarios del entonces presidente, Donald Trump, algunos de ellos armados con tubos, bates y espray para osos, irrumpieron en el Capitolio tras superar rápidamente a los sobrepasados agentes. Más de 100 oficiales resultaron heridos, muchos de ellos golpeados, ensangrentados y magullados.

Caroline Edwards, agente de la policía del Capitolio, testifica ante un comité de investigación de la Cámara de Representantes, en la primera vista pública sobre la insurrección del 6 de enero, en el Capitolio, Washington, el 9 de junio de 2022. (AP Foto/Andrew Harnik)
Caroline Edwards, agente de la policía del Capitolio, testifica ante un comité de investigación de la Cámara de Representantes, en la primera vista pública sobre la insurrección del 6 de enero, en el Capitolio, Washington, el 9 de junio de 2022. (AP Foto/Andrew Harnik)


Caroline Edwards, agente de la policía del Capitolio, testifica ante un comité de investigación de la Cámara de Representantes, en la primera vista pública sobre la insurrección del 6 de enero, en el Capitolio, Washington, el 9 de junio de 2022. (AP Foto/Andrew Harnik)

Durante su declaración, en la sala estaban también sus compañeros en la Policía del Capitolio Harry Dunn y Aquilino Gonell, así como Michael Fanone, agente de la Policía Metropolitana. Todos ellos testificaron sobre la violencia que sufrieron ante la comisión el pasado verano. Algunos momentos de su testimonio hicieron llorar a Dunn, con 13 años de servicio a sus espaldas.

Las palabras de Edwards estuvieron acompañadas de una serie de imágenes, testimonios y evidencias inéditas que el comité recopiló en los últimos 11 meses para documentar cómo las palabras y acciones de Trump condujeron a la incursión en el Capitolio. En las grabaciones se ve como los agentes son agredidos con astas de bandera, cubos de basura y soportes para bicicletas. “Derramé, literalmente, sangre, sudor y lágrimas para defender el edificio en el que pasé incontables feriados y fines de semana trabajando”, afirmó Edwards.

El momento que recuerda con más claridad fue cuando vio a su compañero Brian Sicknick ponerse “fantasmagóricamente pálido”. Sicknick, quien resultó herido durante la confrontación, sufrió un derrame cerebral y murió por causas naturales un día después del asalto. Los miembros de su familia estuvieron junto a Dunn y Gonell mientras Edwards describía sus lesiones.

La respuesta de Trump

Trump calificó a la investigación como una “cacería de brujas” sin fundamento y desde su plataforma Truth Social defendió la insurrección y la consideró “el mayor movimiento en la historia del país” para lograr que “Estados Unidos vuelva a ser grande”.

”Se trataba de unas elecciones amañadas y robadas, y de un país que estaba a punto de ir al INFIERNO”, agregó.

Tras la audiencia, Trump arremetió de nuevo contra el comité en Truth Social, acusándolo de parcialidad y de continuar de forma más determinada con las alegaciones de fraude electoral.

Un video del expresidente Donald Trump hablando durante un mitin cerca de la Casa Blanca es exhibido durante una audiencia en el Capitolio, en Washington, el jueves 9 de junio de 2022. (AP Foto/J. Scott Applewhite)
Un video del expresidente Donald Trump hablando durante un mitin cerca de la Casa Blanca es exhibido durante una audiencia en el Capitolio, en Washington, el jueves 9 de junio de 2022. (AP Foto/J. Scott Applewhite)


Un video del expresidente Donald Trump hablando durante un mitin cerca de la Casa Blanca es exhibido durante una audiencia en el Capitolio, en Washington, el jueves 9 de junio de 2022. (AP Foto/J. Scott Applewhite)

El comité “se niega a reproducir cualquiera de los muchos testigos y declaraciones positivos”, escribió.

El líder republicano en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, aseguró a su vez que la comisión parlamentaria es “la más política y la menos legítima de la historia de Estados Unidos”.

”No veo que haya una sesión en horario de máxima audiencia sobre el precio de la nafta, sobre cómo combatir la inflación, alimentar a nuestros hijos y hacer que nuestras calles sean más seguras”, dijo en conferencia de prensa.

Su partido ya ha prometido enterrar el trabajo de esta comisión si llega a hacerse con el control del Congreso en las elecciones de mitad de mandato de noviembre.

¿Cómo sigue la investigación?

Posteriormente, se espera que el comité programe audiencias a partir de las 10 hora local los días 13, 15, 16 y 21 de junio. La última se hará en el prime time el 23 de junio.

El grupo repasará diferentes tramas ilegales que, asegura, fueron diseñadas por el gobierno de Trump para mantenerlo en el poder.

Los investigadores quieren llegar al fondo del atraso de 187 minutos que fueron necesarios para que más fuerza pública viniera a reforzar la protección del Capitolio cuando ingresaron los asaltantes, y determinar por qué hay un vacío de casi ocho horas en los registros telefónicos de la Casa Blanca de las llamadas hechas por Trump mientras arreciaba la violencia.

Partidarios violentos de Donald Trump tratan de rebasar una barrera policial en el Capitolio en Washington el 6 de enero del 2021.  (AP Foto/John Minchillo)
Partidarios violentos de Donald Trump tratan de rebasar una barrera policial en el Capitolio en Washington el 6 de enero del 2021. (AP Foto/John Minchillo)


Partidarios violentos de Donald Trump tratan de rebasar una barrera policial en el Capitolio en Washington el 6 de enero del 2021. (AP Foto/John Minchillo)

Uno de los principales retos del comité es demostrar la existencia de una relación directa entre la supuesta conspiración para revertir la elección, el discurso de Trump que animó a la turba a marchar hasta la sede del Congreso y la posterior toma del Capitolio.

La pregunta de si Trump infringió la ley ya ha sido respondida en algunos aspectos. El juez federal David Carter estimó en marzo que “la ilegalidad del plan era obvia”.

Las encuestas de opinión colocan a esta investigación muy abajo en la lista de preocupaciones de los estadounidenses.

Agencias APF, AP y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.