Intentó eliminar un nido de avispas y provocó el mayor incendio forestal de California

The New York Times

POTTER VALLEY, California.- El fuego atravesó valles y cadenas montañosas, se extendió por múltiples condados y conmocionó a los californianos por su magnitud: es considerado el incendio más grande en la historia moderna del estado. Sin embargo, una investigación recién divulgada sugiere que probablemente fue iniciado por un solo hombre con una sola chispa.

Según un informe publicado recientemente, unos investigadores forenses descubrieron que un ranchero comenzó el incendio al martillar una estaca de metal para bloquear un nido de avispas en el jardín trasero de su casa. Durante la operación saltaron chispas, se encendieron unos tallos de césped secos y el fuego se dispersó rápidamente por el paisaje seco.

No se reveló el nombre del hombre, pero una revisión de los registros llevó hasta el hogar de Glenn Kile, un antiguo operador de maquinaria pesada de unos cincuenta y tantos años que no tenía idea de la devastación que causaría una mañana de viernes, de julio pasado, mientras arreglaba su jardín. Dijo que fue impactante ver el fuego.

"Olí humo, me volteé y ahí estaba", dijo Kile esta semana en una entrevista en el pórtico de su casa roja de dos pisos. Kile, quien no había hablado en público sobre el incendio hasta ahora, se refirió al fuego como si hubiera sido una aparición. "No hubo nada que pudiera hacer", comentó.

Los investigadores forenses descubrieron que un ranchero comenzó el incendio al martillar una estaca de metal para bloquear un nido de avispas en el jardín trasero de su casa. Durante la operación saltaron chispas, se encendieron unos tallos de césped secos y el fuego se dispersó rápidamente por el paisaje seco

Durante una mañana de quehaceres en su rancho ubicado tres horas al norte de San Francisco, vislumbró un nido de avispas que estaba bajo tierra. Tomó una estaca de metal y la golpeó contra el piso para tratar de tapar el agujero, según una investigación del departamento de bomberos de California. El hombre le dijo a los investigadores que era alérgico a las picadas y quería sellar el hoyo. Lo consideraron responsable del incendio, pero no negligente.