La intensa e inusual ola de calor complica la lucha contra el fuego en España

·3  min de lectura

Madrid, 16 jun (EFE).- La intensa e inusual ola de calor que azota España, la más temprana en décadas, con temperaturas superiores a 40 grados Celsius en varios puntos del territorio, está complicando la extinción de numerosos incendios forestales en diversas comunidades, donde ya calcinaron varios miles de hectáreas.

Estos incendios se producen en medio de un episodio caluroso que continuará dejando un ambiente sofocante, al menos, hasta el fin de semana con temperaturas que volvieron a superar este jueves los 40 grados en el suroeste y en el noreste de la Península.

Cataluña (noreste de España) se ve afectada desde ayer por tres grandes incendios simultáneos que se prevén estabilizar este jueves y que ya arrasaron más de 1.600 hectáreas.

En Navarra (norte de España), los incendios declarados en la sierra montañosa se mantienen activos aunque en fase de estabilización, si bien persiste el riesgo elevado de que se reaviven por la tarde dadas las temperaturas extremas que se registran y el viento, de componente sur y, por tanto, muy seco.

En Castilla y León (centro de España), la extinción de los incendios que se mantienen activos en la región está resultando compleja debido a diversos factores.

Se trata de fuegos múltiples, con vientos cambiantes y nuevos focos, producidos durante la noche en una orografía complicada, que han quemado hectáreas de pinares, monte bajo y castaños.

HASTA 43 GRADOS

El incendio declarado en Pujerra, en la turística ciudad de Málaga (sur de España), que afectó a unas 3.500 hectáreas, quedó controlado en la tarde de ayer miércoles. El fuego, que obligó a desalojar a casi 2.000 personas de localidades situadas en plena Costa del Sol, se inició en una finca en la que se estaba efectuando el acondicionamiento de un camino sin permiso.

Los incendios forestales en España se están viendo agravados por la ola de calor que afecta a casi todo el país a pocos días de que empiece el verano, y que sigue dejando un ambiente sofocante debido a las altas temperaturas que disparan el mercurio por encima de los 40 grados.

Durante la jornada del viernes se espera una nueva subida de los termómetros en el sur y el noreste del país hasta rozar los 43 grados en algunas ciudades, todo ello acompañado por la presencia de calima, que potencia la sensación de bochorno y que, según los pronósticos, continuará siendo abundante hasta bien entrado el viernes, sobre todo en el oeste peninsular.

La ola de calor en la que está inmersa España es una de las más tempranas desde que se tienen registros junto con la de junio de 1981, aunque el momento más cálido de esta última fue menos intenso que el de la actual.

Este episodio caluroso está disparando las ventas de ventiladores y climatizadores en los grandes almacenes después de que la demanda haya crecido hasta un 70 % en algunos comercios.

FRANCIA AFECTADA POR LA OLA

La ola de calor también se siente en el país vecino, Francia, donde doce de sus 101 departamentos activaron la alerta roja por unas temperaturas que alcanzarán los 40 grados en varias ciudades del suroeste.

Los departamentos más afectados por este episodio caluroso, que se agravará durante el fin de semana y que está dejando valores récord para un mes de junio, serán los del suroeste y la costa atlántica.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.