Los intendentes peronistas del Conurbano ven firmes las PASO y acomodan sus estrategias

·3  min de lectura
Kicillof y los intendentes del PJ durante la campaña; desde entonces la relación no se recompuso
so - Créditos: @Prensa Gobernación

Las PASO en los distritos del conurbano bonaerense se miran según la conveniencia de cada intendente. Al menos en el peronismo, los jefes comunales no creen que se produzcan movimientos para intentar suspenderlas en el próximo turno electoral, como ya se definió en la provincia de Salta, y las defienden o ignoran según sus estrategias electorales locales. Hay defensores y detractores, pero todos ven que el debate por eliminarlas no está en agenda como sí lo está en otras provincias.

Un intendente peronista interesado en que las PASO se mantengan para, así, poder vencer a un duro rival interno, plantea que “en la provincia es medio complicado [eliminar las PASO] porque el oficialismo no tiene número”. En la Legislatura, el Frente de Todos necesita acordar en ambas cámaras con Juntos por el Cambio para poder sesionar, ya que carece de mayorías propias. “ Me convienen las PASO, quiero ganar localmente, o perder y jubilarme. En términos políticos, las PASO mostraron su eficacia para dirimir liderazgos en los partidos políticos, dejando atrás las internas, que eran muy opacas”, afirma el intendente consultado.

Las opiniones no son unánimes, aunque quienes preferirían otro sistema se muestran confiados en poder sortear las PASO. “ Creo que era más sano cuando había interna de cada partido político, pero, si hay que hacer las PASO, no tengo inconvenientes . No nos molestan, estamos acostumbrados”, asevera un intendente con varios mandatos en su haber. En una opinión, que es compartida por sus pares, no observa movimientos bonaerenses con el objetivo de dar de baja las primarias abiertas simultáneas y obligatorias. Considera apresurado mirar ese escenario: “En noviembre, llegás al Mundial. Cuando termina, ya vienen las Fiestas y las vacaciones de verano. No creo que haya definiciones”.

Un intendente que llegó al poder en su municipio después de participar en las PASO rescata el sistema y desestima la chance de que pueda modificarse el escenario electoral. “Respeto mucho las PASO, nos permitieron armar una estructura política. Soy defensor de las PASO, pero hay compañeros que piensan distinto ”, define el jefe comunal.

Los movimientos alrededor de las PASO, que ya se suspendieron en Salta y que están en debate en otras provincias, como Catamarca, pusieron en alerta a Juntos por el Cambio a nivel nacional, tal como informó LA NACION. A nivel bonaerense, el peronismo apuesta por listas de unidad y unas PASO sin competencia interna en los distritos que gobierna, salvo algunas excepciones como José C. Paz el año pasado (hubo interna entre tres listas oficialistas y venció la alineada con el intendente Mario Ishii), o Moreno en 2019 (cuando se presentaron siete nóminas y resultó ganadora la de Mariel Fernández, que luego ganó las generales).

Según pudo saber LA NACION de fuentes legislativas del Frente de Todos, ni en la Cámara de Diputados ni en la de Senadores de la provincia de Buenos Aires se presentaron proyectos para dar de baja las primarias abiertas.

En algunas disputas oficialistas, las PASO resultan útiles. Hay peleas internas de los intendentes del PJ con La Cámpora que se pueden resolver mediante las PASO. Es un punto que se mira en ciertos distritos, en los que el poder del justicialismo está en juego entre intendentes y camporistas que emergieron y les presentaron competencia, en una convivencia que no está exenta de tensión.