Intendentes kirchneristas piden que no sea obligatoria la presencialidad escolar

·4  min de lectura

La intención de reducir la presencialidad escolar ante la segunda ola de coronavirus sumó una nueva adhesión en la provincia de Buenos Aires, donde el tema está en debate cada vez con mayor insistencia. Una buena parte de los intendentes kirchneristas de la tercera sección electoral pidieron que la asistencia a las aulas no sea obligatoria.

Aunque remarcaron que desean que las escuelas permanezcan abiertas, plantearon la posibilidad de que los padres decidan si enviar o no a sus hijos a clases . Así, se sumaron a pedidos similares de otros dirigentes oficialistas, como los diputados Fernanda Vallejos y Leopoldo Moreau, cercanos a Cristina Kirchner, y de los gremios docentes, que presionan a nivel nacional y bonaerense para retomar la virtualidad.

Coronavirus: ya son 24 los distritos bonaerenses con circulación de las nuevas cepas

Queremos sostener las escuelas abiertas, pero pedimos que se evalúe la no obligatoriedad de la presencialidad. Quienes tengan la necesidad de llevar a sus hijos e hijas a la escuela, que lo hagan, y quienes puedan quedarse en sus casas, también, ya que esto ayudaría a disminuir la circulación . Todos sabemos de la importancia de mantener abiertos los lugares de trabajo, pero para eso debemos reforzar la responsabilidad social. Hoy tenemos el sistema sanitario al límit e, necesitamos de la colaboración de todos y de todas”, enfatizaron los intendentes en un comunicado que difundieron tras dialogar virtualmente.

Los jefes comunales que se reunieron fueron Fernando Espinoza (La Matanza), Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Mayra Mendoza (Quilmes), Juan José Mussi (Berazategui), Andrés Watson (Florencio Varela), Marisa Fassi (Cañuelas), Blanca Cantero (Presidente Perón), Fabián Cagliardi (Berisso), Nicolás Mantegazza (San Vicente) y Hernán Yzurieta (Punta Indio).

El plan de Larreta para comprar vacunas: con quiénes negocia y las trabas que aparecen

En el encuentro por Zoom, los intendentes agregaron un pedido de ayuda económica: “Ante nuevas restricciones necesitamos asistencia financiera para el sector comercial . Sabemos que así como le pedimos un esfuerzo a la sociedad, es importante que podamos acompañar con herramientas a un sector fuertemente golpeado por los cuatro años de gobierno y macrista y por este año de pandemia”.

La opinión de los intendentes peronistas de la tercera sección electoral suma un ingrediente más a la presión para que se reduzca la presencia en las escuelas. Los diputados kirchneristas Moreau y Vallejos lo expresaron a través de sus redes sociales. “ Si se impone bajar aún más la circulación, hay que suspender la presencialidad educativa . Es traumático, pero no mortal. Por el contrario, contribuye a disminuir la presión sobre el sistema de salud. Y, además, preserva a los chicos, los adultos, los familiares, docentes y auxiliares”, escribió Moreau en su cuenta de Twitter.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“ Ante el avance de contagios y saturación del sistema, clases virtuales ”, opinó Vallejos, también en Twitter, al remarcar una serie de medidas que consideró que se deberían implementar.

Ayer, el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, admitió que se podría retroceder con las clases presenciales. “En el sistema de fases también está contemplada la posibilidad de reducir la presencialidad, porque tenemos un sistema mixto, con presencialidad y con virtualidad”, dijo a Radio la Red.

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, defiende la presencialidad y pide que, en caso de haber cierres, sean en otros ámbitos y no en el escolar. Los gremios nacionales Ctera y UDA ya pidieron públicamente reducir la presencialidad.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El gobierno bonaerense, por ahora, coincide con la postura de Trotta, aunque ya recibió señales claras de los sindicatos provinciales, que quieren volver a las clases virtuales en los distritos que están en alto riesgo sanitario y ayer lo expresaron en una reunión con Agustina Vila (directora general de Cultura y Educación) y Kreplak.

La reunión de las autoridades bonaerenses con los gremios de maestros derivó en la conformación de un comité de crisis que se reunirá el jueves. Los sindicatos del Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) piden reducir la presencialidad. Es la posición mayoritaria, que defienden Suteba, FEB, Sadop y AMET.

Clases virtuales: crece la presión interna y de los gremios a Trotta

El sindicato Udocba está en una postura más dura y reclama que se cierren totalmente por unas semanas las escuelas. El sindicato, conducido por el moyanista Miguel Díaz, convocó a un paro mañana. La oposición a Roberto Baradel dentro del Suteba activó medidas de fuerza en distintos distritos. En Ensenada, desde ayer se desarrolla una huelga por 96 horas.