La intendenta de La Rioja denuncia que un grupo de manifestantes intenta tomar la municipalidad y reclama ayuda al Presidente

·3  min de lectura
Incidentes durante una protesta de estatales en La Rioja
Incidentes durante una protesta de estatales en La Rioja

La intendenta de la ciudad de La Rioja, Inés Brizuela y Doria, denunció hoy que un grupo de manifestantes busca ingresar por la fuerza al palacio municipal en medio de una protesta de empleados estatales por la falta de pago de sueldos. Brizuela y Doria , referente de la UCR en la provincia, apuntó contra el gobernador Ricardo Quintela, aliado de la Casa Rosada, por la supuesta inacción de las fuerzas de seguridad y reclamó ayuda al presidente Alberto Fernández.

En una serie de mensajes que difundió a través de Twitter, la jefa municipal sostuvo que le pidió anoche a Quintela que le envíe efectivos de la policía para custodiar el edificio pero no obtuvo respuesta.

“Un grupo de inadaptados intenta tomar por la fuerza el palacio municipal, violentando a nuestras mujeres del cuerpo de seguridad. Anoche pedí custodia policial del edificio y parque automotor , sin respuesta a la fecha”, señaló la dirigente radical.

“Solo tres efectivos policiales, sin instrucciones de restablecer el orden. Es claramente insuficiente para evitar esta innecesaria violencia. Estamos resistiendo con personal civil de nuestro cuerpo de seguridad. ¿Cuál es la idea señor gobernador?”, agregó.

Según Brizuela y Doria, la protesta de los empleados estatales tiene motivaciones políticas. “No vamos a tolerar aprietes ni violencia, menos que usen a nuestros trabajadores para fines inconfesables. Vinimos a romper el sistema de precarización y apriete. Vinimos para asegurar la libertad de nuestra gente”, completó.

Luego, la jefa municipal reclamó la intervención del gobierno nacional. En un tuit dirigido a Fernández y el ministro del Interior, Eduardo De Pedro, sostuvo que están “desamparados ante hechos graves de violencia”. “En este momento intentan tomar por la fuerza el palacio municipal”, continuó.

De inmediato, dirigentes nacionales de Juntos por el Cambio se solidarizaron con Brizuela y Doria y repudiaron los hechos de violencia. “La patota K en su versión riojana, pretendiendo tomar por la fuerza el municipio de La Rioja que gobierna el radicalismo. Gritemos fuerte: ¡basta a los aprietes y a la violencia!”, señaló la senadora nacional Silvia Elías de Pérez (Tucumán-UCR).

El conflicto gremial se originó a raíz de la falta de pago de haberes a contratados del programa Programas de Empleo Municipal (PEM). “Cobramos 8.500 pesos en cuotas, fraccionado. Cada 40 días reciben 5 mil pesos y cada 25 días se liquidan los 3.500 pesos en concepto de un bono”, señaló ayer Maximiliano Gutiérrez, director de Servicios Operativos y Relaciones con la Comunidad del Cepar Centro, en diálogo con Radio La Ciudad.

Y aseguró que los empleados son “utilizados” para la campaña. “Al empleado hoy se lo utiliza, se le exige que vaya a las marchas pero a la hora de cobrar el trabajo diario que hacen religiosamente, las obras importantes que hacen, no cobran”, apuntó Gutiérrez.

En las PASO del 12 de septiembre pasado, el Frente de Todos sacó más del 50% de los sufragios en La Rioja y derrotó a Juntos por el Cambio. El oficialismo dirimió su interna entre tres fuerzas y la más votada fue la lista que llevó como candidatos a Gabriela Pedrali, ministra de Desarrollo Social de La Rioja, y Ricardo Herrera.

La oposición compitió con dos listas, encabezadas por Julio Sahad, fundador y referente local de Pro, y Juan Amado. Tras las primarias, Sahad bajó su candidatura para mejorar las chances de JxC.

En las generales del 14 de noviembre, Quintela aspira a ganar las dos bancas de diputados nacionales en juego en la provincia.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.