La inteligencia de EE.UU. está ayudando a Ucrania a matar generales rusos

·5  min de lectura
El Presidente de Rusia Vladimir Putin y el general Alexander Dvornikov, que está a cargo de la ofensiva
Alexei Nikolsky

WASHINGTON.— La inteligencia de Estados Unidos ha proporcionado información sobre las unidades rusas que permitió matar a muchos de los generales rusos que cayeron en combate durante la guerra de Ucrania, según altos funcionarios norteamericanos.

Funcionarios ucranianos dijeron que mataron aproximadamente a 12 generales en el frente, un número que ha asombrado a los analistas militares.

La ayuda para localizar objetivos es parte de un esfuerzo clasificado de la Casa Blanca para proporcionar inteligencia de campo de batalla en tiempo real a Ucrania. Esa inteligencia también incluye movimientos de tropas rusas obtenidos de recientes informes estadounidenses sobre el plan de batalla secreto de Moscú para los combates en la región del Donbass, dijeron los funcionarios. Los funcionarios se negaron a especificar cuántos generales habían muerto como resultado de las asistencia estadounidenses.

Un soldado ucraniano mira un tanque ruso destruido cerca de la aldea de Zavorychi
Daniel Berehulak


Un soldado ucraniano mira un tanque ruso destruido cerca de la aldea de Zavorychi (Daniel Berehulak/)

Estados Unidos se ha centrado en proporcionar la ubicación y otros detalles sobre el cuartel general móvil del Ejército ruso, que se traslada con frecuencia. Los funcionarios ucranianos han combinado esa información geográfica con su propia inteligencia, incluidas las comunicaciones interceptadas que alertan al Ejército ucraniano sobre la presencia de altos oficiales rusos, para realizar ataques de artillería y otros ataques que mataron a oficiales rusos.

El intercambio de inteligencia es parte de un intensificación del apoyo de Estados Unidos que incluye armas más pesadas y decenas de miles de millones de dólares en ayuda, lo que demuestra lo rápido que han desaparecido los reparos sobre apoyar a Ucrania a medida que la guerra entra en una nueva etapa que podría prolongarse durante meses.

El apoyo de inteligencia norteamericano a los ucranianos ha tenido un efecto decisivo en el campo de batalla: ayudó a confirmar los objetivos identificados por el ejército ucraniano y a identificar a nuevos objetivos. El flujo de inteligencia procesable sobre el movimiento de las tropas rusas que Estados Unidos ha proporcionado a Ucrania tiene pocos precedentes.

Desde que no pudo avanzar sobre Kiev en la primera parte de la guerra, Rusia ha tratado de reagruparse, con un impulso más concentrado en el este de Ucrania, que hasta ahora se ha movido de manera lenta y desigual.

Los funcionarios entrevistados para este artículo hablaron bajo condición de anonimato para discutir los detalles de la inteligencia clasificada que se comparte con Ucrania.

La administración de Biden ha tratado de mantener en secreto gran parte de la inteligencia del campo de batalla, por temor a que se vea como una escalada y provoque al presidente Vladimir Putin de Rusia a una guerra más amplia. Los funcionarios norteamericanos no describieron cómo obtuvieron información sobre el cuartel general de las tropas rusas, por temor a poner en peligro sus métodos de recopilación. Pero a lo largo de la guerra, las agencias de inteligencia de Estados Unidos han utilizado una variedad de fuentes, incluidos satélites clasificados y comerciales, para rastrear los movimientos de tropas rusas.

El secretario de Defensa, Lloyd Austin, llegó a decir el mes pasado que quiere “ver a Rusia debilitada hasta el punto de que no pueda hacer el tipo de cosas que ha hecho al invadir Ucrania”.

Austin, Zelensky y Blinken en Kiev
Austin, Zelensky y Blinken en Kiev


Austin, Zelensky y Blinken en Kiev

Cuando se le preguntó sobre la inteligencia que se proporciona a los ucranianos, John Kirby, el vocero del Pentágono, dijo que no comentará esa información. Pero reconoció que Estados Unidos proporciona a “Ucrania información e inteligencia que pueden usar para defenderse”.

Adrienne Watson, vocero del Consejo de Seguridad Nacional, dijo en un comunicado que la inteligencia del campo de batalla no se proporcionó a los ucranianos “con la intención de matar a los generales rusos”.

Estados Unidos proporciona habitualmente información sobre el movimiento de tropas y equipos rusos y ayuda a Ucrania a confirmar la ubicación de objetivos críticos. Otros aliados de la OTAN también brindan inteligencia en tiempo real al ejército ucraniano.

La administración Biden también está suministrando nuevas armas que deberían mejorar la capacidad de Ucrania para atacar a altos oficiales rusos. La versión más pequeña del drone Switchblade, que ahora está llegando al campo de batalla, se puede usar para identificar y matar soldados individuales, y podría eliminar a un general sentado en un vehículo o dando órdenes en el frente.

Un soldado opera un Switchblade, tambien llamados "drones kamikaze"
Un soldado opera un Switchblade, tambien llamados "drones kamikaze"


Un soldado opera un Switchblade, tambien llamados "drones kamikaze"

Aunque la administración de Biden sigue siendo cauta de darle motivos a Putin para que intensifique aún más sus ataques, los funcionario dijeron que la Casa Blanca encuentra algún valor en advertirle a Rusia que Ucrania tiene su apoyo y el de la OTAN.

Algunos funcionarios europeos creen que, a pesar de la retórica de Putin de que Rusia está luchando contra la OTAN y Occidente, hasta ahora ha sido disuadido de iniciar una guerra más amplia. Los funcionarios norteamericanos están menos seguros y han estado debatiendo durante semanas por qué Putin no ha hecho más para intensificar el conflicto.

Los funcionarios dijeron que Moscú tiene que sopesar sus propios cálculos, incluso si puede manejar una guerra más grande, particularmente una que permitiría a la OTAN invocar su carta de defensa mutua o entrar en la guerra de manera más directa.

Claramente, queremos que los rusos sepan en algún nivel que estamos ayudando a los ucranianos en esta medida, y continuaremos haciéndolo”, dijo Evelyn Farkas, exfuncionaria del Departamento de Defensa para Rusia y Ucrania en la administración Obama. “Les daremos todo lo que necesitan para ganar, y no tenemos miedo de la reacción de Vladimir Putin ante eso”.

El intercambio de inteligencia se considera una forma segura de ayuda porque es invisible, o al menos negable.

Por Julian E. Barnes, Helene Cooper y Eric Schmitt

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.