Lo que dijeron los integrantes del Heat tras el Juego1 define el sentir de un campeón

·3  min de lectura
Al Diaz/adiaz@miamiherald.com

Tan pronto terminó su recital de basquetbol de este domingo, el Heat ya se preparaba para el segundo juego de la serie de primera ronda contra los Hawks en el FTX Arena.

“Es importante ganar el Juego 1, pero creo que es más importante después de hacerlo que tu mente vuelva a concentrarse en hacerlo de nuevo”, declaró el gran defensor PJ Tucker, quien terminó con 16 puntos. “Muchas veces sueltas la cuerda, o te preocupas por cosas que no importan. Lo nuestro es tratar de mantener ese enfoque y traer la misma energía”.

Y es que el equipo de Miami (1-0) se enfrenta este mismo martes 19 de abril (7:30 p.m. TV: Bally Sports y Radio: 98;3 en español) al quinteto de Atlanta en el mismo escenario en el que le derrotó dos días antes 115-91 jugando a un alto nivel en ambos lados de la cancha.

De un lado, el defensivo, el quinteto de la Capital del Sol dejó en apenas ocho puntos a Trae Young, la estrella de los Hawks, quien seguro tuvo esa noche pesadillas con Jimmy Butler.

Del otro, el ofensivo, emerge la figura de Duncan Robinson, quien con ocho triples en nueve intentos viniendo del banco llegó a 27 unidades y fue el hombre de tarde.

“Fue un ambiente increíble y no creo que nadie deba sorprenderse. Nuestros fans han sido increíbles siempre lo han sido”, dijo el héroe de la noche. “Siempre es increíble jugar frente a un entorno como ese, y especialmente obtener una victoria y jugar de la manera que lo hicimos”.

Butler volvió a brillar en ataque con 21 puntos, seis rebotes, cuatro asistencias y tres robos, en el triunfo 115-91 del Juego1.

“Honestamente, ni siquiera pensamos en el pasado. Sólo nos preocupamos por el día de hoy”, comentó Jimmy. “Disfrutamos de esta victoria y luego cuando llega la medianoche, nos olvidamos de este juego y nos preparamos para el siguiente. Nos preparamos para mejorar mañana y conocemos nuestra meta.”

Al término del partido se dieron a conocer los tres finalistas a los premios individuales en los que no estaba el el centro del Heat, Bam Adebayo, como candidato al premio al Jugador Defensivo del Año, pese a ser el jugador al que peor le tiran sus oponentes superando a Rudy Gobert (Utah), Mikal Bridges (Phoenix) y Marcus Smart (Boston).

Si fue nominado el escolta Tyler Herro entre los tres finalistas al Sexto Hombre del Año junto con Cam Johnson (Phoenix) y Kevin Love (Cleveland). Herro como mejores números debe ser el ganador.

Se espera que esta vez el entrenador del Heat Erik Spoelstra por fin gane el premio de Entrenador del Año, donde es finalista junto con Taylor Jenkins (Memphis) y Monty Williams (Phoenix) por llevar a Miami a la cima pese a las múltiples afectaciones de esta temporada.

El veterano Kyle Lowry, quien terminó con 10 puntos y nueve asistencias, también trebejo el exceso de euforia y trae algo más de cordura sobre la victoria, también pensando en lo que viene.

“Cada juego es un juego diferente en los playoffs. Es sólo un juego y es lo que es”, señaló el armador. “Conseguimos la victoria y defendimos la cancha de local. Hicimos lo que se suponía que debíamos hacer esta noche y eso es lo que tenemos que hacer en el próximo partido: proteger la cancha de local”.

Lowry fue uno de los que marcó más tiempo a Young, pero sabe que será difícil volver a frenarlo.

“Va a hacer más de un tiro, va a tener más de cuatro asistencias, va a explotar, pero debemos ser pacientes y apegarnos a lo que hacemos, porque al final del día, puede hacer tiros”, indicó Lowry. “Fue un buen juego para nosotros y solo tenemos que seguir mejorando cada juego y cada día”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.