"Insuficientes, apoyos para la industria restaurantera"

·2  min de lectura

Eduardo Hernández

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 31 (EL UNIVERSAL).- La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Ciudad de México calificó el Apoyo Emergente para Trabajadores en la Preparación de Alimentos y Bebidas del Gobierno capitalino como insuficiente, y aseguró que está dirigido al sector informal de la economía, que es su base electoral.

De hecho, pidió que el presupuesto no sea de 200 millones de pesos, sino una bolsa emergente de 3 mil 200 millones para atender la situación de emergencia. "Esta situación muestra el nulo interés para apoyar la permanencia del empleo formal y a las empresas generadoras de los impuestos con los cuales operan económicamente los gobiernos.

"Ante esa falta de voluntad política, la Coparmex Ciudad de México está diseñando diversas acciones para los agremiados y el sector productivo de la capital, entre ellas, la creación de una plataforma de financiamiento al sector productivo", indicó.

Expuso que los 200 millones de pesos de apoyos al sector de restaurantes y expedición de alimentos y bebidas anunciados por la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, además de ser claramente insuficientes tanto para las personas que las recibirán como lo limitado de los sectores de servicios que han sido afectados por las medidas del nuevo confinamiento, carecen de mecanismos de control para la elegibilidad de los beneficiarios, como la confirmación con documental del IMSS de que efectivamente estén dados de alta.

La Coparmex CDMX resaltó que otros estados han tenido acciones para resguardar los empleos, así como la exención del pago de Impuesto Sobre Nóminas a pequeños negocios por tres meses, así como a las actividades de restaurantes, hoteles, casinos, gimnasios, bares y demás servicios de esparcimiento.

Por ello, solicitó a la jefa de Gobierno y al Congreso de la Ciudad que aprueben de forma extraordinaria un paquete económico de emergencia para la salvación del empleo por un monto de por lo menos 3 mil 200 millones de pesos, para que, de manera solidaria y transitoria, se aminore el impacto económico brutal provocado por el nuevo semáforo rojo y el consecuente cierre de actividades económicas.

Expuso que el apoyo debe estar dividido en dos programas: uno que entregue un salario mínimo equivalente a los trabajadores de empresas que no despidan a su personal; el otro, la exención temporal del Impuesto Sobre Nómina para los nuevos empleos.