Instituto Mexicano del Sonido le canta al extinto D.F.

BERENICE BAUTISTA
·4  min de lectura
La portada de "Distrito Federal" de Insituto Mexicano del Sonido en una imagen proporcionada por Soy Sauce. (Soy Sauce via AP)

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Camilo Lara, de la banda Instituto Mexicano del Sonido (o M.I.S., por Mexican Institute of Sound), le canta al extinto D.F. en un álbum que mezcla la cumbia con el hip hop y el inframundo con las quesadillas.

Y aunque muchos todavía no se acostumbran, el D.F. (Distrito Federal) desapareció en 2016 para dar paso a la Ciudad de México, una nueva entidad cuyas iniciales oficiales con CDMX.

“Sí añoro al D.F., pero tampoco vivo del pasado. También me acuerdo del D.F. de muchas cosas horribles, súper peligrosas... me robaban siempre. Como que hay muchas cosas que digo, la verdad la ciudad está muy bien hoy en día”, dijo el músico en una entrevista por videollamada desde la Ciudad de México a propósito del lanzamiento de “Distrito Federal” el 5 de febrero.

Para la mente detrás del Instituto Mexicano del Sonido, el álbum de 10 cortes es una historia de gentrificación, con los cambios buenos y malos que conlleva.

Aunque hay cosas que permanecen, como los puestos callejeros de quesadillas a los que remite su canción “Dios”, que se inscribe en una tradición de artistas que han cantado a los antojitos mexicanos, de Chava Flores y Tin Tan.

En el tema con toques de cumbia, Lara dice: “Si me encontrara a Dios le pediría unas quesadillas / Si me encontrara al chamuco le pediría chicharrón”. Y más adelante continúa: “Si estuviera condenado a muerte, me comería una gordita”.

“Sí hay milagros y esa comida luego sí son milagros y por eso se llama ‘Dios’, como pensar que ahí existen esas cosas, en medio de un puesto se hacen cosas grandiosas”, dijo Lara.

Otra de las canciones muy “chilangas”, como se les dice a los habitantes de la ciudad, es “Se compran”, basada en los pregones de los recolectores de fierro viejo que usan la misma grabación con la voz algo lastimera de una niña que dice: “Se compran colchones, tambores, refrigeradores, estufas, lavadoras, microondas o algo de fierro viejo que vendan”.

“Pensaba es que era poesía automática, una serie de palabras inconexas que tenían un orden particular y que es un código chilango que es una llave secreta a un universo paralelo”, dijo Lara. “Y eso es la canción, sacarla de contexto y decir ese es el mantra de la Ciudad de México, eso es lo que todos los del D.F. sabemos”.

En “Distrito Federal” también hay visitantes extranjeros, cumbia colombiana, música electrónica y rap en inglés.

“No creo que todo mi D.F. sea 100% música mexicana o nacional. Aquí crecí escuchando hip hop, aquí fui a ‘raves’, aquí entendí la música electrónica. Todo eso que estaba pasando en el mundo también me pasó aquí”, dijo Lara.

“My America Is Not Your America” fue compuesta por Lara. En ella, Graham Coxon de Blur toca la guitarra. Lara buscaba que tuviera una parte en inglés y siempre pensó en la voz de Coxon, quien la grabó tras un concierto en la Ciudad de México en 2019.

“La canción la pensé desde que empezó el trumpismo y era una canción que tenía el sentido con los méxico-americanos no siendo parte del gran plan americano”, explicó el autor. “Pensar en América como un lugar que no es el que pensaba el sistema”.

Paco Huidobro, de Molotov, también tocó la guitarra en el álbum. Los raperos de Los Ángeles BIA y Duckwrth colaboraron en “Vamos”, uno de los temas más prendidos.

“Cruzando el río” es una canción que recuerda al Mictlán, o inframundo prehispánico, y a la barca del inframundo egipcio. Tiene como invitado al artista español Joe Crepúsculo.

“En muchas culturas cruzar el río es ‘colgar los tenis’”, dijo Lara sobre una expresión mexicana sobre la muerte. “Pero también tenía este sentido de la migración, de cómo en Gibraltar, en Ceuta, igual cruzan como aquí uno cruza el Río Bravo de aquí para Estados Unidos. Era pensar en esas dos analogías”.

Banda Misteriosa de Oaxaca, La Perla de Colombia y Dan The Automator son otros de los invitados en el álbum, que cuenta con cuatro videos publicados en YouTube.

La portada y contraportada fue realizada por el caricaturista mexicano Urbano Mata. Es una especie de códice del D.F. con la extinta aerolínea Mexicana, un gorila que representa la violencia, serpientes prehispánicas, el Ángel de la Independencia, divisas. Está el cielo, la tierra y el inframundo, con el metro, basura y restos humanos.

El álbum tardó un par de años en completarse. Lara comenzó a desarrollarlo antes de la pandemia. Su lanzamiento se aplazó, pero finalmente decidió hacerlo ahora, asumiendo que el mundo había cambiado y la gira que había planeado no sería como pensó.

“He estado muy enfocado en el estudio”, dijo Lara, quien ha sido galardonado con un Grammy y ha producido a artistas como Los Ángeles Azules, Lila Downs y Norah Jones. “Ha sido mi rueda de hamster, mi terapia para ir tranquilo. Ahí encontré mi lugar feliz”.