Instagram pierde el control y muestra vídeos de extrema violencia en Reels

El feed de Instagram de algunos usuarios se ha llenado aleatoriamente de vídeos violentos compartidos por cuentas completamente desconocidas para ellos.

Instagram pierde el control y muestra vídeos de extrema violencia en Reels (Photo by Chris DELMAS / AFP) (Photo by CHRIS DELMAS/AFP via Getty Images)
Instagram pierde el control y muestra vídeos de extrema violencia en Reels (Photo by Chris DELMAS / AFP) (Photo by CHRIS DELMAS/AFP via Getty Images)

El terror está siempre a la vuelta de la esquina en las redes sociales. En los últimos días, por ejemplo, el feed de Instagram de algunos usuarios se ha llenado aleatoriamente de vídeos violentos compartidos por cuentas completamente desconocidas para ellos.

"Cosas sangrientas, vídeos de torturas, cosas que simplemente no quieres ver", explica al Washington Post Kristoffer Reinman, que encontró su feed invadido de vídeos en los que aparecían cuerpos heridos y mutilados. Una situación que comparte con muchos otros usuarios, que llevan tiempo quejándose en las redes sociales de que se les incita con contenidos que muestran claramente accidentes de tráfico, tiroteos o muertes violentas de animales.

Pero, ¿qué está pasando en Instagram? ¿Y por qué los feeds de los usuarios se están poblando de contenidos tan delicados? Todo parece estar relacionado con el lanzamiento de Reels, que se remonta nada menos que a 2020. Cuando la plataforma decidió lanzar el nuevo formato de vídeo para competir con TikTok, de hecho, hizo todo lo posible para que tuviera éxito: recompensó a las cuentas que compartían Reels con un aumento de las visualizaciones y apoyó económicamente a los creadores que hacían un gran trabajo con vídeos cortos. Y por si fuera poco, Meta trató de dirigir el algoritmo de Instagram para "impulsar" más los Reels en la plataforma.

La otra cara de la moneda, sin embargo, es esta: la circulación descontrolada de vídeos violentos, que logran encontrar su espacio de visibilidad a pesar de que Meta impone un control bastante estricto sobre los contenidos. "Este es un espacio de adversarios, por lo que siempre estamos supervisando y mejorando de forma proactiva cómo evitamos que los actores maliciosos utilicen nuevas tácticas para evitar ser detectados y evadir nuestra aplicación", afirma un portavoz de la compañía en el mismo reportaje.

Aun así, las cuentas que recopilan memes siguen ingeniándoselas para compartir contenidos de una violencia sin precedentes: una mujer a punto de ser decapitada con un cuchillo, un hombre colgado en un sótano y torturado, una mujer agredida sexualmente. "#GUARDA: chica de 16 años golpeada y quemada hasta la muerte por una turba de vigilantes", reza el pie de foto de un vídeo compartido en una página con más de 567.000 seguidores.

Meta ha hecho todo lo posible para que Instagram Reels, su herramienta para competir con TikTok, tenga éxito.  (Foto: Jakub Porzycki/NurPhoto via Getty Images)
Meta ha hecho todo lo posible para que Instagram Reels, su herramienta para competir con TikTok, tenga éxito. (Foto: Jakub Porzycki/NurPhoto via Getty Images)

¿Qué es lo que está pasando con Reels?

Si te preguntas de qué va todo esto, la respuesta es relativamente sencilla: las páginas de memes con muchos seguidores venden posts patrocinados a agencias de diversa índole, para poder monetizar la tasa de engagement que han ido acumulando con el tiempo. Pero esto no siempre se corresponde con la circulación de contenidos de calidad, ni mucho menos.

"Por supuesto, las cuentas de memes son culpables, pero lo que es fundamentalmente culpable es un ecosistema que proporciona un terreno tan fértil para que estas métricas tengan un valor económico tan intrínseco. [Sin] Instagram proporcionando la estructura, nadie pensaría 'vamos a poner un vídeo de violación porque aumenta el engagement'. Están dispuestos a hacer cualquier cosa para aumentar esas cifras, y eso debería molestar a todo el mundo". Este fue el comentario que Sarah Roberts, especialista en redes sociales y moderación de contenidos, hizo al Washington Post, que realizó una investigación sobre la difusión de contenidos violentos en Instagram.

El verdadero gran problema, de hecho, es que las páginas de memes están dirigidas en su mayoría por jóvenes, que están dispuestos a hacer cualquier cosa para ganar dinero. Incluso a aceptar que se compartan vídeos tan violentos para aumentar el engagement, una medida que entre otros aspectos tiene en cuenta el tiempo que pasan los usuarios viendo vídeos.

"Al principio, estas páginas utilizaban contenido sexual para crecer", explica en Twitter Jackson Weimer, un creador de memes de 24 años, "pero pronto se pasaron al contenido sangriento para hacer crecer sus cuentas aún más rápido". Estos Reels tienen un engagement muy alto, hay mucha gente comentando". Una situación que los creadores pusieron en conocimiento de Meta allá por 2021, pero sin obtener respuesta por parte de la compañía.

"Si ahora mismo abro Instagram y hago scroll durante cinco segundos, hay un 50% de posibilidades de ver un post sangriento de una cuenta de memes", explica Weimer. "Hay decapitaciones, niños atropellados por coches. Las cuentas de Instagram utilizan vídeos de las cosas más horribles de Internet para aumentar su audiencia y monetizarla".

En respuesta, un portavoz de Meta dijo que a partir de 2021, la compañía ha implementado un conjunto de controles y características de seguridad para contenido sensible, incluyendo la restricción de publicaciones que contengan desnudos y temas sexuales. Independientemente de lo que haga Instagram, una cosa es segura: los contenidos violentos siguen poblando la plataforma porque permiten a las páginas de memes monetizarse y, a su manera, consiguen no poca participación de los usuarios.

Para empeorar las cosas, los menores de 18 años están detrás de todo esto. "Parece que estamos criando una generación de adolescentes estafadores que crecerán con una visión totalmente distorsionada de cómo ser ético y ganarse la vida al mismo tiempo", comentó Roberts, refiriéndose a los jóvenes que dirigen las páginas de memes. ¿Será capaz Meta de controlar Instagram?

Más noticias que te pueden interesar:

EN VÍDEO | Jasmine Enberg, de Insider Intelligence, habla de Meta y Twitter