Inspectores militares de EEUU investigan destino de su armamento en Ucrania

Washington, 1 nov (EFE).- Inspectores militares de EE.UU. están investigando el destino del armamento y los equipos enviados a las fuerzas ucranianas, tras las insinuaciones de Rusia y de los republicanos de que parte de ese material podría haber acabado en el mercado negro.

El portavoz del Pentágono, general Pat Ryder, dijo en una rueda de prensa este martes que EE.UU. tiene "equipos pequeños compuestos por personal de la embajada", entre el que hay soldados, que están llevando a cabo "algunas inspecciones sobre la entrega de asistencia de seguridad en una serie de localizaciones".

Ryder explicó que esto forma parte de los esfuerzos de su Gobierno para comprobar el destino del equipamiento que ha mandado al país europeo y "evitar que se esparza ilegalmente por el este de Europa".

En respuesta a una cuestión sobre si los soldados estadounidenses que hacen las inspecciones han sido enviados a Ucrania específicamente para esta misión o si ya estaban en la embajada, aclaró que son militares asignados a la legación diplomática en Kiev.

En ese sentido, recordó que EE.UU. tiene a marines desempeñando las labores habituales de vigilancia de su embajada y aseguró que los inspectores no forman parte de brigadas de combate que estén saliendo fuera ni van a estar en el frente.

La semana pasada, la Administración del presidente Joe Biden publicó un plan para evitar "el desvío ilegal" de las armas convencionales de EE.UU. en el este de Europa.

A grandes rasgos, la iniciativa contempla mejorar la capacidad de las fuerzas ucranianas para salvaguardar el armamento y las municiones que se les envía durante su transferencia, almacenamiento y despliegue; así como el refuerzo de la seguridad fronteriza y crear capacidades para que Ucrania pueda detectar el tráfico ilegal de armas.

El viernes pasado, EE.UU. anunció la concesión de un nuevo paquete de ayuda militar a Ucrania por valor de 275 millones de dólares, con proyectiles HIMARS de largo alcance.

Ese paquete es el vigésimo cuarto que el Gobierno estadounidense ha destinado a Ucrania desde agosto de 2021 utilizando lo que se denomina "autoridad de retiro", que permite acelerar el envío de material de defensa existente en el inventario del Pentágono a otros países para responder a emergencias no previstas, de forma que la ayuda puede llegar en días u horas tras su aprobación.

(c) Agencia EFE