InSight, de la NASA, registra por primera vez la caída de meteoritos en Marte

·2  min de lectura

En el 2018, la sonda InSight, de NASA, aterrizaba en Marte para explorar sus profundidades. Desde entonces, el módulo de la NASA sondea el interior del planeta rojo para comprender cómo se formaron otros planetas rocosos del sistema solar, incluido el nuestro.

Ahora, la sonda InSight y el satélite Mars Reconnaissance Orbiter ayudaron a detectar los lugares en Marte donde habían caído meteoritos. En total, se identificaron cuatro casos de este tipo en dos años de observación.

Los impactos juegan un papel importante en la evolución de los planetas, y lo mismo ocurre con los asteroides. En el caso de los planetas, los impactos de meteoritos, cometas o asteroides provocan cambios en la composición de la atmósfera y la topografía.

La sonda InSight, está dotada con un potente sismómetro, ha permitido a la NASA detectar nuevos cráteres de impacto sobre la superficie del Planeta Rojo tras registrar las vibraciones de cuatro eventos de caídas de meteoritos a lo largo de los dos últimos años.

Cuatro rocas espaciales impactaron contra Marte en 2020 y 2021, según reveló el análisis de las ondas sísmicas y acústicas y a una distancia que osciló entre los 85 y 290 kilómetros de la posición de la sonda, en una región marciana llamada Elysium Planitia. Según detalla el artículo publicado en Nature Geoscience, es la primera vez que se usa esta tecnología para identificar impactos meteóricos en otro planeta.

Un meteorito entró en la atmósfera de Marte el 5 de septiembre de 2021 y explotó, dividiéndose en tres fragmentos que dejaron cada uno un cráter. El Orbitador de Reconocimiento de Marte de la NASA sobrevoló el lugar de impacto estimado para confirmar la ubicación. Con su cámara de contraste en blanco y negro, se pudo tener constancia de tres puntos oscuros en la superficie.