Con insectos gigantes, artista de Oaxaca conquista Chapultepec

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 17 (EL UNIVERSAL).- De un estanque artificial, en el jardín botánico de Chapultepec, emergen gigantes tipulas metálicas que parecen danzar sobre el agua, causando la impresión de los visitantes, que pueden convivir con insectos gigantes y conocer de ellos, y conocer su anatomía, gracias a la obra del artista oaxaqueño Amador Montes.

El sello que el artista oaxaqueño pone en su obra fue la razón de que se integrara al festival Insecta, que se celebra en la Ciudad de México, conformada por diferentes obras y actividades e impulsado por el gobierno capitalino, en colaboración con el Fideicomiso Probosque de Chapultepec, con el fin de ofrecer un acercamiento a estos seres vivos que, aunque diminutos, son vitales para los ecosistemas.

La obra del oaxaqueño se compone de ocho esculturas de bronce de gran dimensión que conforman El lago de las tipulas, que llegaron para quedarse en el jardín botánico de Chapultepec para acompañar a la vegetación de los ecosistemas que ahí se resguarda. Amador Montes reconoce que su infancia en los Valles Centrales de Oaxaca fue clave para crear estas esculturas que se asemejan a los mosquitos, con grandes y finas patas.

"Me remonta a cuando llovía en Oaxaca, eran casas de adobe y muchas calles aún no estaban pavimentadas. Yo jugaba a hacer represitas y ahí llegaban los insectos. Había mucho contacto con la naturaleza y los insectos", cuenta en entrevista con EL UNIVERSAL.

Cuando era niño, recuerda, estuvo rodeado de cuentos y animalería, que lo ha inspirado en su carrera como pintor. "Toda esta información se acumuló y se desbordó después en mi carrera como pintor y como artista".

El oaxaqueño explica que con la obra busca destacar la importancia de los insectos en la naturaleza, ya que también tienen una importante participación dentro de la simbiosis de toda biodiversidad. Y destaca que impresionar a los niños con sus esculturas es fundamental para despertarles la curiosidad, pues el cuidado y educación ambiental viene de la mano si se fomenta el respeto por todos los seres vivos, incluidos los insectos, que también son parte del entorno.

Amador Montes se formó en la Casa de la Cultura Oaxaqueña. Estudió Diseño Gráfico y desde hace 20 años se desempeña como pintor, para luego incursionar en la escultura.

A lo largo de su trayectoria, además de recorrer México, sus obras han sido expuestas en países como Estados Unidos, Reino Unido, Corea, Emiratos Árabes, entre otros.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.