Insólito: dos mujeres afirmaron ser las viudas de un hombre a quien ambas velaron por separado

·4  min de lectura
Ivan Street
Ivan Street

Una confusa situación se dio en Baltimore, Estados Unidos, cuando dos mujeres asistieron, en dos fechas diferentes, a una misma casa velatoria para despedir a quien consideraban su marido, Ivan Street.

La noticia salió a la luz luego de que una de ellas, Demetra Street, demandara a la funeraria al descubrir que días atrás su marido fue velado en presencia de otra mujer que había afirmado ser la esposa de Ivan y que pagó por el servicio y el entierro del hombre.

Demetra Street, que se había separado del hombre hacía poco tiempo, había pedido incinerar el cuerpo, por lo que luego de la ceremonia, pidió a la funeraria que le entregarán la urna con las cenizas, pero los empleados se negaron ya que estaba vacía.

Luego de hacer averiguaciones, se enteró que el cuerpo de su marido fue enterrado en el cementerio Mount Zion de Baltimore, tres días antes a pedido de otra mujer que afirmaba ser la esposa del hombre, según publicó The Washington Post.

Estas son las 29 restricciones y maltratos que sufren las mujeres bajo el régimen talibán

En su demanda, Street alega que Wylie Funeral Homes realizó dos servicios para Ivan Street, uno para ella y otro para la otra mujer, y se embolsó ambos pagos. Ahora está demandando a la empresa por 8.5 millones de dolares, diciendo que violó su contrato con ella y que realizó declaraciones falsas para obtener ganancias.

“Es una situación realmente triste. Ya es bastante difícil perder a un ser querido”, dijo el abogado de Street, Alex Coffin, a The Washington Post.

Por su parte, Wylie Funeral Homes no quiso hacer declaraciones, pero el dueño de la funeraria, Brandon Wylie, le dijo al Baltimore Sun que niega las afirmaciones de Street.

“Debido a las restricciones impuestas por nuestros requisitos de confidencialidad y la existencia de litigios pendientes, no tenemos la libertad de revelar toda la información relevante a este asunto”, dijo Wylie al Sun.

“Sin embargo, negamos con vehemencia las afirmaciones presentadas por la Sra. Street y afirmamos que el asunto subyacente se manejó con la mayor sensibilidad hacia los seres queridos de los fallecidos”, cerró.

Afganistán en poder del Talibán: la Cancillería confirmó que uno de los cuatro argentinos pudo salir del país

La muerte del hombre con dos esposas

El 9 de enero, Ivan Street murió repentinamente de insuficiencia cardíaca a los 67 años, según la demanda. Demetra e Ivan estaban separados y vivían separados en ese momento, dijo Coffin, su abogado. Los registros revisados por The Post muestran que, legalmente, Demetra Street era la esposa de Ivan en el momento de su muerte, pero no pudo constatar la relación entre la otra mujer y el fallecido.

Demetra fue a la funeraria el 13 de enero, identificó el cuerpo de Iván y proporcionó su certificado de matrimonio para demostrar que era la pariente más cercana. Street luego firmó un contrato de 2.500 dólares para la cremación de Iván y un servicio conmemorativo con la funeraria.

Según consta en la demanda, días después, otra mujer les dijo a los empleados de la funeraria que era la esposa de Ivan, y para probarlo llevó una licencia de matrimonio, sin sello, de octubre de 1997, además pidió que enterraran a Ivan.

Demetra afirma en la demanda que los empleados le dijeron lo sucedido pero que ella les dijo que ignoraran a esa mujer y que siguieran los planes que ella había pagado. No obstante, la funeraria decidió seguir las instrucciones de la otra mujer y enterrar a Iván en una ceremonia diferente. En tanto, le dijeron a Demetra que todo se haría como ella había pautado.

Reuniones en Olivos: un tuit, una planilla plagada de irregularidades y una crisis que escala

Tras la ceremonia organizada por Demetra, en la demanda se detalla que a pesar de las “reiteradas solicitudes de Street de que reciba las cenizas de Iván, los acusados se negaron a permitirle a ella o a cualquier otra persona obtener las cenizas o ver la urna funeraria una vez concluido el Servicio Conmemorativo”.

Días despés, Demetra descubrió el engaño cuando un miembro del personal de la funeraria supuestamente le envió un correo electrónico haciendo referencia a un “lugar de descanso en el cementerio de Mt. Zion”. Demetra llamó a la funeraria y al hacer su descargo, Wylie supuestamente la ignoró y colgó el teléfono.

La demanda indica así que “sobre la base de información” obtenida “la Funeraria cobró doble a las partes en duelo al [facturar] por el costo de un ataúd, parcela y entierro”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.