Insólita propuesta: sugieren en Brasil rociar alcohol en gel desde un avión

·2  min de lectura
La fumigación es una tarea considerada fundamental
La fumigación es una tarea considerada fundamental

RÍO DE JANEIRO.- Un legislador local brasileño sugirió usar helicópteros y aviones para rociar su ciudad con alcohol en gel en un intento desesperado por eliminar el coronavirus desde el aire. La desconcertante propuesta salió a flote en el estado sureño de Rio Grande do Sul este lunes, mientras Brasil lucha con la fase más letal de su brote de 13 meses y el número de muertos por Covid-19 en el país superó los 282.000.

LA NACION El Mundo Joe Biden, frente a la peor crisis migratoria en EE.UU. de los últimos 20 años

Durante una asamblea de políticos locales en la localidad turística de Canela, el concejal Alberi Dias se preguntó si la fumigación aérea con alcohol en gel (usualmente usado para la desinfección de las manos) podría ayudar.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Tenemos muchos empresarios aquí que poseen helicópteros y aviones… No sé si hay una versión líquida de alcohol en gel, pero creo que rociarlo sería una buena idea porque el virus está en el aire. Es como algo de otro mundo“, dijo Dias, según el sitio web de noticias Metropoles.

“Usan aviones para fumigar los cultivos”, reflexionó el político de 50 años, cuyo estado está siendo golpeado actualmente por un número vertiginoso de infecciones y muertes. “Quizás sea una buena idea porque el alcohol en gel no hace daño”.

Según los informes, otro concejal se rió de la propuesta hecha por Dias, cuyo sitio web oficial lleva el lema “Cuando la política es dirigida por hombres honrados, la gente solo se beneficiará”.

Las redes sociales se hicieron eco rápidamente de la propuesta, y muchos se preguntaron qué pasaría si los fumadores de Canela decidieran encender el cigarrillo. “Este tipo está listo para ser ministro de Salud”, tuiteó un usuario en referencia a la decisión del presidente Jair Bolsonaro de despedir a su ampliamente ridiculizado ministro de Salud, Eduardo Pazuello, en cuya gestión de diez meses más de 260.000 brasileños murieron de Covid-19.