Inquietan explosiones en región moldava cerca de Ucrania

·3  min de lectura
UCRANIA GUERRA TRANSNISTRIA (AP)
UCRANIA GUERRA TRANSNISTRIA (AP)

La policía de la región separatista moldava de Transnistria reportó dos explosiones el martes en la mañana en las instalaciones de una radioemisora cerca de la frontera con Ucrania que inhabilitaron dos antenas potentes.

Transnistria, una franja terrestre en Moldavia con unos 470.000 habitantes, es controlada por las autoridades separatistas desde una guerra con Moldavia en 1992. Rusia mantiene unos 1.500 soldados en la zona, oficialmente en misión de paz.

Pero funcionarios ucranianos han expresado preocupación de que esas fuerzas puedan emplearse para invadir Ucrania, mientras que la amenaza de nuevos combates en Transnistria inquieta a las autoridades moldavas. El temor es que Rusia alegue que necesita intervenir para proteger a sus tropas o para restablecer el orden.

Las explosiones del martes ocurrieron en la pequeña localidad de Maiac, a unos 12 kilómetros (7 millas) al oeste de la frontera con Ucrania, informó el Ministerio de Interior de la región.

Nadie resultó herido en las explosiones del martes, dijeron las autoridades. Las dos antenas se utilizaban para transmitir programas de radio rusos. Nadie se ha adjudicado la responsabilidad de las explosiones.

En medio de la guerra en Ucrania, Estados Unidos ha advertido que Rusia podría lanzar atentados de “bandera falsa” en las naciones cercanas como pretexto para enviar tropas.

El lunes se informó que varias explosiones, que se cree que fueron causadas por granadas propulsadas por cohetes, se registraron en el Ministerio de Seguridad del Estado, en Tiraspol, la capital del Transnistria.

El Consejo de Seguridad de Transnistria reportó el martes que, en total, se han registrado tres incidentes en la región: las explosiones en Tiraspol el lunes, las de Maiac el martes y daños en una unidad militar en la localidad de Parcani, también el martes.

Las autoridades no ofrecieron más detalles sobre el incidente más reciente. Pero el presidente de Transnistria, Vadim Krasnoselsky, pidió el martes imponer medidas de seguridad antiterroristas en “nivel rojo” durante 15 días, incluida la instalación de retenes en las entradas a las ciudades.

El vocero del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo el martes a los reporteros que la situación en Transnistria “suscita preocupación” en Moscú.

Mykhailo Podolyak, asesor del presidente de Ucrania, alertó en un tuit que Moldavia podría ser el próximo país en ser atacado.

“Malas noticias: si Ucrania cayera mañana, las tropas rusas estarían a las puertas de Chisináu”, tuiteó, refiriéndose a la capital de Moldavia. “Buenas noticias: Ucrania garantizará definitivamente la seguridad estratégica de la región. Pero tenemos que trabajar en equipo”.

La presidenta de Moldavia, Maia Sandu, convocó una reunión del Consejo Supremo de Seguridad el martes para abordar los incidentes.

Tras la reunión, declaró que un diagnóstico de seguridad apuntaba a que “diferentes fuerzas internas de la región, interesadas en desestabilizar la situación”, son responsables de las explosiones.

A su vez, el Consejo Supremo de Seguridad recomendó reforzar las patrullas fronterizas y de tránsito, y aumentar el nivel de alerta de las instituciones “responsables de garantizar el orden público y la seguridad”.

“Condenamos cualquier provocación e intento de atraer a la República de Moldavia para que realice acciones que podrían poner en peligro la paz en el país”, dijo Sandu. “Chisináu insiste en una solución pacífica del conflicto de Transnistria”.

“Tomaremos todas las medidas necesarias para evitar una escalada, reforzar la seguridad del Estado y proteger a nuestros ciudadanos”, añadió Sandu.

”Estamos abiertos a continuar el diálogo para la solución del conflicto en la región de un modo pacífico y negociado diplomáticamente”.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, manifestó su preocupación por los incidentes registrados en Transnistria y exhortó a todos los implicados a que "se abstengan de realizar declaraciones o acciones que puedan agravar las tensiones”.

Por su parte, el portavoz adjunto de la ONU, Farhan Haq, declaró que la ONU mantiene su pleno apoyo a los esfuerzos de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa para alcanzar un acuerdo político sobre la situación de la región separatista. El objetivo es crear un estatus especial para Transnistria y reforzar la independencia, la soberanía y la integridad territorial de Moldavia.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.