Inquietan bonos soberanos de EU

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 7 (EL ECONOMISTA .ES/EL UNIVERSAL).- Ni la supuesta tregua en la guerra comercial entre Estados Unidos y China ha impedido que la curva de los tipos de los bonos soberanos entre a un terreno en el que anuncia recesión en la primera economía del mundo en menos de dos años.

Esto provocó otro vahído en Wall Street, donde los principales índices llegaron a sufrir pérdidas de más de 3%, acongojados por las dudas, precisamente, sobre el estado de las negociaciones arancelarias y por las tensiones geopolíticas con Rusia.

La curva de tipos que representa el diferencial entre la rentabilidad que ofrece el bono soberano a 10 años (largo plazo) del país norteamericano y el interés a dos años (corto plazo) llegó a caer el martes por debajo de 11 puntos básicos, mínimo no visto desde 2007.

"Ese aplanamiento de la curva, que cada día que pasa se acerca más a la inversión, suele ser un presagio de caída de la actividad económica", dijo Juan Ignacio Crespo, asesor del fondo de inversión Multiciclos Global de Renta.

La retirada de estímulos monetarios y el ciclo de subidas de los tipos de interés de la Reserva Federal (Fed) han propiciado este estrechamiento entre la rentabilidad del bono a 10 años, que se sitúa cerca de 2.90%, y el de la referencia a dos años, que alcanza 2.79%.

"Cuando este diferencial ha llegado a los 20 enteros o por debajo se ha producido una recesión en Estados Unidos", advirtió Jorge Nuño, gestor de Fidentiis Gestión.

Lo paradójico del descenso de la curva de tipos de EU a niveles pantanosos es que llegó cuando el mercado parecía haber destensado dos de estos frentes: después de la cumbre del G20, donde los principales contendientes del conflicto comercial acercaron sus posturas; y de las últimas declaraciones del presidente de la Fed, Jerome Powell, de las que se quiso extraer la posibilidad de que el ritmo de incrementos del precio del dinero se frene.

El endurecimiento del mercado crediticio propició que los principales bancos norteamericanos sufrieran el mayor impacto en bolsa, con el KBW Nasdaq Bank Index cayendo más de 5%.

Una debacle que también se contagió a otros sectores, como el tecnológico. Mientras, el Dow Jones llegó a borrar más de 700 puntos y el S&P 500 se dejaba más de 2.7%, a medida que los inversores digerían los detalles de una tregua comercial que generar dudas.