Inmunidad comprometida: Cuando el Covid-19 vive tras recuperarse

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 16 (EL UNIVERSAL).- Recuperarse del Covid-19 no siempre significa eliminar completamente al virus SARS-CoV-2, pues hay pacientes que desarrollan una inmunidad comprometida y que pueden infectarse crónicamente.

Es así que expertos de la Escuela de Medicina de Harvard se pusieron a indagar la forma en que el nuevo coronavirus puede sobrevivir bajo presión inmunológica y adaptarse a ella, luego que las defensas debilitadas siguen atacando al patógeno, sin poder erradicarlo por completo.

La investigación, cuyos resultados fueron publicados en la revista especializada Cell, ha dado pistas para entender la inmunidad comprometida, con la intención de erradicar al virus del cuerpo y que éste no sea capaz de evadir el sistema inmunológico.

Para el estudio se tomó como muestra de un paciente inmunodeprimido que fue infectado por un SARS-CoV-2 mutado en su proteína pico, el cual era capaz de evadir tanto las defensas naturales de la persona, así como de los anticuerpos sintéticos fabricados en laboratorio.

Sin embargo, lo más alarmante de este trabajo, según indican los especialistas, es que algunos cambios encontrados en el nuevo coronavirus aún no se han identificado en las variantes virales dominantes que se han detectado hasta la fecha y que tienen sumido al mundo en más de 2.6 millones de casos positivos.

De acuerdo con los autores del trabajo, estas mutaciones permanecen aisladas, pero podrían ser presagios de mutantes virales que pueden extenderse por la población.

"Nuestros experimentos demostraron que los cambios estructurales en la proteína del pico viral ofrecen soluciones que permiten que el virus escape de la neutralización de anticuerpos", dijo Jonathan Abraham, profesor de la Facultad de Medicina de Harvard y autor principal del estudio.

Aunado a ello, consideró que la mayor preocupación es que la acumulación de cambios en la proteína pico pueden afectar a largo plazo la efectividad de las terapias con anticuerpos monoclonales y las vacunas que se dirigen a esta parte específica del nuevo coronavirus.

El experto añadió que la forma en que respondió la proteína pico ante la presión inmune puede ayudar a entender la forma en que mutará el virus, por lo que es fundamental que las vacunas lleguen de forma equitativa alrededor del mundo, para que todas las personas tengan la misma oportunidad de inyectarse.