Es inminente otra baja en el gabinete de Jair Bolsonaro mientras empeora el brote de Covid-19

·3  min de lectura
El presidente brasileño evalúa opciones para nombrar a su cuarto ministro de salud en menos de un año
El presidente brasileño evalúa opciones para nombrar a su cuarto ministro de salud en menos de un año

BRASILIA.- El ministro de Salud de Brasil, Eduardo Pazuello, confirmó hoy que el presidente Jair Bolsonaro está sopesando candidatos para reemplazarlo, preparándose para nombrar a la cuarta persona en un año en el cargo mientras los casos de Covid-19 se descontrolan.

El trabajo de Pazuello está en juego después de la semana más mortal en Brasil desde que comenzó la pandemia de coronavirus. Más de 279.000 brasileños han fallecido en un brote cada vez más grave que mató a más personas en Brasil que en cualquier otro país la semana pasada.

Miles de personas se manifestaron en Idlib por el aniversario de la “revolución siria”

“El presidente está pensando en un reemplazo en el ministerio y está evaluando nombres”, dijo Pazuello a periodistas en una conferencia de prensa. Aseguró que no renunciaría y que el cambio podría llegar “en el corto, mediano o largo plazo”.

Pazuello, un general del Ejército en servicio activo sin título médico, ha sido criticado por carecer de experiencia en salud pública y apoyar la iniciativa de Bolsonaro de usar medicamentos no probados para combatir el Covid-19, al tiempo que minimiza la necesidad de distanciamiento social.

Los dos predecesores de Pazuello renunciaron el año pasado, en parte porque, como médicos, no respaldaban por completo el tratamiento de pacientes con Covid-19 con el fármaco antipalúdico hidroxicloroquina.

Los dos antecesores de Pazuello renunciaron al cargo por no estar de acuerdo con Bolsonaro en el uso de la hidroxicloroquina para combatir al Covid-19
Joédson Alves


Los dos antecesores de Pazuello renunciaron al cargo por no estar de acuerdo con Bolsonaro en el uso de la hidroxicloroquina para combatir al Covid-19 (Joédson Alves/)

Pazuello amplió el acceso a la hidroxicloroquina, que no está comprobada como tratamiento para el Covid-19, y permitió que se prescriba a prácticamente cualquier persona que dé positivo por el nuevo coronavirus.

Su incapacidad para asegurar el suministro oportuno de vacunas para el país ha llevado a que se solicite una investigación en el Congreso, mientras la corte suprema investiga su manejo de la pandemia de Covid-19 en la ciudad norteña de Manaos, que se quedó sin oxígeno.

Bolsonaro se reunió ayer con Ludhmila Hajjar, una médica cardióloga e intensivista que ha estado a la vanguardia del tratamiento y la investigación del Covid-19 en Brasil, pero no llegaron a acuerdos sobre cómo abordar la crisis.

La doctora Ludhmila Hajjar rechazó la propuesta de Bolsonaro de liderar la cartera de salud del país
CNN


La doctora Ludhmila Hajjar rechazó la propuesta de Bolsonaro de liderar la cartera de salud del país (CNN/)

Hajjar le dijo a CNN Brasil que rechazó el trabajo, diciendo que como médica tenía que “permanecer por encima de la ideología”. Hajjar ha criticado públicamente la estrategia Covid-19 del gobierno y contradijo la insistencia del presidente de extrema derecha en el uso de hidroxicloroquina para tratar a los pacientes con coronavirus.

Brasil ha vacunado a muy pocas personas y el resultado ha sido “catastrófico”, afirmó Hajjar en una entrevista reciente. ”Brasil está haciendo todo mal en esta pandemia y ahora está pagando el precio”, aseguró.

Nuevo exabrupto del hijo de Jair Bolsonaro: “Métanse el barbijo en el cu…”

A la crisis de este país se suma la nueva variante del coronavirus registrada en la Amazonía, conocida como P1, que puede ser al menos dos veces más contagiosa, y una campaña de vacunación que avanza en cámara lenta. Desde que inició la campaña hace casi dos meses, 8,9 millones de personas fueron vacunadas (4,23% de la población), incluyendo 3,1 millones con la segunda dosis.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) instó la semana pasada al gobierno de Brasil a tomar medidas más agresivas, ya que de no hacerlo podría convertirse en una amenza para la salud pública mundial.

Agencias ANSA y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.