Inmigrantes haitianos en EEUU amenazados de deportación reciben protección temporal

·2  min de lectura
(ARCHIVO) En esta foto de archivo del 21 de abril de 2121, un migrante haitiano y su hija son vistos afuera de una oficina de migraciones donde esperan obtener un salvoconducto para continuar su camino en una caravana que se dirige a Estados Unidos, en el municipio de Trojes, Honduras

Estados Unidos anunció el sábado que permitirá a decenas de miles de inmigrantes haitianos volver a solicitar el estatuto de protección temporal (TPS) para permanecer en el país durante 18 meses, en razón de la crisis política y la delincuencia desenfrenada en la nación caribeña.

"Tras una cuidadosa consideración determinamos que debemos hacer todo lo posible para apoyar a los ciudadanos haitianos en Estados Unidos hasta que mejoren las condiciones en su país y puedan regresar a sus hogares de manera segura", dijo el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, en un comunicado.

El anuncio es una señal de alivio para inmigrantes haitianos cuyo estatuto legal estaba en el limbo luego de que en 2017 el entonces presidente, Donald Trump, decidiera modificarlo.

Esa medida fue cuestionada ante la justicia.

"Haití está experimentando actualmente serios problemas de seguridad, malestar social, un aumento de las violaciones de los derechos humanos, una pobreza paralizante y la falta de recursos básicos, que se ven agravados por la pandemia de covid-19", dijo Mayorkas.

El gobierno de Estados Unidos otorga TPS a ciudadanos de países que enfrentan conflictos armados, desastres ambientales o condiciones extraordinarias y temporales, protegiéndolos de la deportación.

A los haitianos se les concedió el TPS por primera vez en 2010, bajo el gobierno de Barack Obama, luego que un terremoto matara a más de 200.000 personas y destruyera gran parte de la capital, Puerto Príncipe.

Casi 60.000 haitianos se refugiaron en Estados Unidos tras el terremoto, y su estatus de protección se extendió varias veces hasta el anuncio de Trump en 2017.

Haití, el país más pobre de las Américas, enfrenta un aumento en los casos de covid-19, además de una situación de pobreza crónica, una ola de actos delictivos que incluyen secuestros por parte de pandillas callejeras y desastres naturales recurrentes.

También está sumido en una crisis política. El presidente, Jovenel Moise, gobierna por decreto luego de que las elecciones legislativas previstas para 2018 se postergaran.

bfm/dw/dg/dga

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.