Inmigrantes duermen como protesta frente a la casa del Presidente Senado EEUU

·2  min de lectura

Nueva York, 6 oct (EFE News).- Un grupo de inmigrantes durmió ayer, y lo hará el resto de la semana, frente a la residencia del presidente del Senado de EE.UU, Charles Schumer, en Nueva York, a quien reclaman que la mayoría demócrata en esa cámara cumpla la promesa de aprobar un proyecto de presupuesto que incluya un camino a la ciudadanía para millones de indocumentados.

Provistos cada noche de sillas, mantas y sacos de dormir, en momentos en que ya se comienza a sentir frío otoñal, y bajo el lema #NoSleepTilCitizenship (No dormiremos hasta la ciudadanía), los inmigrantes han reiterado hoy en una conferencia de prensa que estarán toda la semana hasta que se les cumpla la promesa, hecha por la Administración del presidente Joe Biden.

"No podemos ser esenciales y deportables", dijo Zuleima, una mexicana beneficiaria del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), aprobado en 2012 por el entonces presidente Barack Obama, un programa que evitó la deportación de miles de jóvenes que fueron traídos al país cuando eran niños.

Miles de indocumentados trabajaron durante la pandemia en empleos considerados esenciales, en hospitales, restaurantes y entrega de comidas, supermercados, cuidando niños o enfermos, fábricas o fincas, y mantuvieron al país de pié durante la crisis de salud.

La mexicana, de 27 años, recordó el miedo que sintió cuando la Administración del presidente Donad Trump enfiló sus ataques contra el DACA, que intentó derogar, así como contra la comunidad inmigrante indocumentada, temor que espera no volver a sentir.

En la conferencia de prensa se exigió a Schumer que use su poder como líder del Senado para que se incluya la propuesta que daría un camino a la residencia y eventual ciudadanía millones de indocumentados, a través de la "reconciliación" presupuestaria.

También se arremetió contra Elizabeth MacDonough, encargada de interpretar el reglamento del Senado, que en dos ocasiones ha rechazado la propuesta para incluir el plan migratorio en el presupuesto, de 3,5 billones de dólares.

"No vamos a parar hasta que no tengamos una solución permanente para nuestra gente", afirmaron.

Los inmigrantes cuentan con el apoyo de decenas de legisladores estatales que enviaron una carta a Schumer exhortándole a respaldar un camino hacia la ciudadanía para los indocumentados y en al que le recuerdan que la parlamentaria (MacDonough) no es un funcionaria electa y solo emite recomendaciones.

"Usted puede y debe pasar por alto sus recomendaciones. El Congreso debe seguir adelante aprobando esta medida crucial en el paquete de reconciliación y necesitamos de su liderazgo para ayudarnos a llegar allí", señala la misiva, enviada ayer martes.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.