Un inmenso crucero sirve de hotel flotante para los fans que ya llegan a Catar para el Mundial

Una noche en el camarote más sencillo del trasatlántico de la compañía de cruceros MSC cuesta unos 350 dólares, pero la cuenta puede elevarse considerablemente si se elige alguno de los que cuentan con jacuzzi y vista al puerto de Doha.