INM debe reparar daño por muerte de menor: CNDH

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 7 (EL UNIVERSAL).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) consideró que el Instituto Nacional de Migración (INM) debe reparar integralmente el daño ocasionado a los padres de la niña de origen guatemalteco que falleció en mayo pasado en la estación migratoria "Las Agujas" en la Ciudad de México.

La CNDH concluyó que la negligencia e inadecuada atención médica de funcionarios de la estación migratoria fueron las que provocaron la muerte de la menor, que contaba con 10 años de edad.

Por ello, emitió una recomendación para que el INM localice al padre y madre de la menor y en coordinación con la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) repare de manera integral los daños ocasionados mediante una compensación justa y suficiente, atención psicológica e informarle que tienen derecho a contar con una condición de estancia en México.

El 15 de mayo pasado, la niña y su madre, ambas de nacionalidad guatemalteca, ingresaron a "Las Agujas" y entre las 14:00 y las 15:00 horas la menor cayó de la parte superior de la litera que se les asignó y se golpeó en el costado izquierdo del abdomen con la placa de concreto de la cama baja.

En su investigación la CNDH documentó que la mamá de la niña la llevó a servicio médico de la estación migratoria donde el doctor en turno se limitó a darle una pastilla para el dolor.

La niña continuó con vómito, temperatura baja, color amarillo y ojos desorbitados por lo que el médico la valoró nuevamente y afirmó que "seguramente la niña quiere llamar la atención".

Horas más tarde, al ver el estado de salud de la niña, diversas mujeres migrantes exigieron que la trasladaran a un hospital, lo que se concretó a las 21:50 horas en un vehículo particular donde iba la madre de la niña, el conductor, un agente federal de migración y ningún médico. En el trayecto, la niña murió.

Un especialista en medicina de la CNDH concluyó que tras la caída, la niña presentó laceración en el bazo por lo que el médico adscrito a la estación migratoria incurrió en negligencia al no realizar un diagnóstico acertado y traslado oportuno de la menor a un hospital para atender la lesión visceral interna.

Otro especialista en psicología de la CNDH estableció que la muerte de la niña afectó directamente el estado emocional de su madre y padre quienes se sintieron culpables, desconfiados y con pérdida del sentido de la vida.

Además, la CNDH observó que en el servicio médico de la estación migratoria no hay expedientes clínicos y advirtió que personal de "Las Agujas" no notificó inmediatamente a la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes y al Sistema DIF correspondiente, la detención de la niña en compañía de su madre, a efecto de que se determinara el interés superior de la primera y se buscaran alternativas a la detención para ambas.