Una iniciativa une a varados con argentinos que viven en el exterior

·2  min de lectura
En el piso del aeropuertos, los pasajeros varados aguardan saber cuándo podrán salir a Buenos Aires
Gentileza Pilar Vila

Vuelos cancelados, miles de argentinos varados en el exterior, la incertidumbre sobre cuándo regresarán al país y la certeza de tener que conseguir dónde pasar la noche. El decreto de necesidad y urgencia que prorrogó el cierre de fronteras con algunos países y redujo el cupo de pasajeros internacionales de 2000 a 600 diarios, dejó a la deriva a miles de personas que viajaron al exterior y ahora enfrentan dificultades para regresar.

Ante esa situación, TurismoCity lanzó una iniciativa para unir gente que no puede volver al país con otros argentinos que residen en el exterior y que ofrecen comida, alojamiento y ayuda en un contexto de incertidumbre. En menos de 24 horas, más de 150 personas abrieron las puertas de sus casas y se intercambiaron más de 1000 mensajes.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“La idea surgió porque nos empezaron a llegar mensajes de gente desesperada. Y, sinceramente, nos conmovió escuchar los audios de la gente llorando, pidiendo ayuda, entonces nos planteamos que algo teníamos que hacer. La iniciativa original era pagar noches de hoteles, pero nos llegaron tantos mensajes que decidimos apelar a la solidaridad de la comunidad. Nos convertimos en un canalizador, pero la gente misma es la que lo está impulsando”, contó Julián Gurkinkiel, co-fundador de TurismoCity, en diálogo con LA NACION.

La lista de ciudades en donde los argentinos ofrecieron su ayuda se engrosa con el paso de las horas: Copenhague (Holanda), Asturias (España), Playa del Carmen (México), Asunción (Paraguay), Sallanches (Francia), San Pablo (Brasil), Quebec (Canadá), Washington D.C. (Estados Unidos), Nueva York (Estados Unidos), son algunas de ellas.

Dólar blue hoy: a cuánto cotiza el martes 29 de junio

A la par esta iniciativa, la empresa de turismo está dialogando con varios hoteles del mundo para conseguir una tarifa nocturna más económica.

“Los casos más conmovedores son las familias que están con hijos, gente que tiene que llegar, muchos viajan porque dependen de tratamientos médicos. Hay muchas personas que no se fue de vacaciones, realmente eran encuentros familiares después de un año y medio, que decidieron viajar en un momento en el cual Estados Unidos registra menos de 6.000 casos diarios. No es gente que viajó irresponsablemente en el medio de la pandemia. Por eso, el objetivo es ayudar lo más posible y que todos los que puedan dar una mano lo hagan”, cerró Gurkinkiel.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.