Inician visitas los servidores de la nación

·4  min de lectura

Pedro Villa y Caña

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 7 (EL UNIVERSAL).- Como lo había anunciado el presidente Andrés Manuel López Obrador al presentar el plan nacional de vacunación contra Covid-19, este sábado iniciaron las visitas de servidores de la nación a los domicilios de adultos mayores en zonas urbanas que deseen inmunizarse, pero que no puedan acudir a los centros de vacunación.

En redes sociales, la Secretaría de Bienestar indicó que en estas visitas, los servidores de la nación —que suman más de 19 mil en el país— harán un cuestionario a los adultos mayores y a sus familiares o cuidadores para conocer las causas por las que no pueden trasladarse al puesto de vacunación.

La dependencia señaló que con el diagnóstico obtenido se realizarán tareas de organización para ofrecer alternativas y garantizar el acceso a la vacunación a este sector de la población.

"Si eres persona de 60 años cumplidos o más, vives en zonas urbanas, te interesa recibir el antídoto contra el Covid-19 y no puedes acudir al centro de vacunación, a partir del sábado 6 de febrero te visitará un servidor de la nación como parte de la planeación logística de las brigadas de vacunación.

"En esa visita se aplicará un cuestionario a ti, a tus familiares o cuidadores para detectar la causa por la cual no puedes trasladarte al puesto de vacunación. Con el diagnostico obtenido realizaremos tareas de organización social para ofrecerte alternativas y garantizar tu acceso a la vacunación", señala un gráfico.

La Secretaría de Bienestar precisó que los servidores de la nación que acuden a las viviendas en las zonas urbanas portarán gafetes y chalecos para su plena identificación.

EL UNIVERSAL ha documentado que, de acuerdo con politólogos y especialistas, la participación de los servidores de la nación en la campaña de vacunación contra el coronavirus en adultos mayores es parte de una estrategia político-electoral y una promoción del gobierno federal.

El pasado 3 de febrero, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, salió en defensa de la participación de esos servidores, al asegurar que no tienen otra intención más allá de ayudar a los adultos mayores con necesidades especiales y asistirles en la inmunización contra la pandemia.

"Por eso son los programas sociales, la Secretaría de Bienestar ha puesto a disposición del plan nacional de vacunación a los servidores, por eso integramos las Brigadas Correcaminos", dijo.

Detalló que así como hubo una campaña de desprestigio contra las vacunas, también se tuvo una serie de acusaciones debido a la participación de las personas servidoras de la nación, pues se dice que tiene una intención electoral, no de bienestar social: "No, precisamente porque hay personas que tiene necesidad especial y se debe asistirles", indicó.

Especialistas consultados alertaron que se debe tener mucho cuidado con la información que se entrega, puesto que esto puede ser la puerta de entrada para robos u otros delitos en contra de los adultos mayores.

Luis Carlos Ugalde, exconsejero presidente del extinto Instituto Federal Electoral (IFE), advirtió que existe el riesgo de que personas del crimen usen chalecos cafés y se hagan pasar por servidores de la nación y los adultos mayores les abran la puerta pensando que serán vacunados.

"Existe ese riesgo, por supuesto, ese es un problema, lo que habría que exigirle al gobierno es que publique la lista de quienes son los servidores de la nación que participan en el plan en cada brigada, en dónde van a trabajar. Eso sería un verdadero ejercicio de rendición de cuentas, pero veo muy difícil que ocurra", dijo.

Javier Oliva, especialista y profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, consideró que se debe de tener mucho cuidado en la forma en que se comunica a los adultos mayores y se obtienen sus datos personales, puesto que, si no se tienen elementos de seguridad, esta información podría caer en manos de la delincuencia.

"Los adultos mayores no deben de informar el número de personas con las que se viven y sus horarios de trabajo, pues son datos que a ellos le sirven. Se debe de tener mucho cuidado, sobre todo porque son un sector vulnerable a ser víctima de delitos", aseveró el experto.