Inicia el lunes censo de apoyo a damnificados en Tabasco

·3  min de lectura

Alexis Ortiz, enviado

VILLAHERMOSA, Tab., noviembre 21 (EL UNIVERSAL).- El gobierno federal y el de Tabasco preparan la entrega de apoyos para las personas damnificadas por las inundaciones en el estado. Adán Augusto López Hernández, gobernador de Tabasco, informó ayer que los trabajadores del campo ya comenzaron a recibir alimento para su ganado, mientras que el próximo lunes la Secretaría de Bienestar iniciará un censo en mil 396 localidades para identificar a damnificados y entregarles un apoyo.

Esta ayuda consistirá en dos vales: uno de 8 mil pesos para la reparación de las casas dañadas y otro para adquirir enseres, pero de este último no se especificó su monto. Para realizar el censo y evitar la duplicación en la entrega de apoyos, los funcionarios federales visitarán todas las casas de los damnificados y colocarán sellos en las viviendas que hayan sido contabilizadas.

Indicó que la recuperación del desarrollo agropecuario del estado es la primera fase de la entrega de ayuda por parte del gobierno local, ya que el sector rural fue el más afectado. Según la Coordinación Nacional de Protección Civil son más de 300 mil personas quienes sufrieron inundaciones provocadas por las intensas lluvias, el desbordamiento de ríos y el desfogue de presas.

Luego de participar en la conmemoración del 110 aniversario de la Revolución Mexicana, Adán Augusto López destacó que se rendirá un informe acerca de los apoyos que el gobierno entregue y las donaciones recibidas de la sociedad civil. Respecto a la situación actual de las inundaciones, el gobernador indicó que Centla y Jonuta son los municipios más dañados. Para tratar de apoyar a estas dos zonas, donde hay lugares aislados por el agua, la Secretaría de Marina (Semar) ha realizado sobrevuelos para entregar víveres a los pobladores.

A pesar del panorama, Adán Augusto López confió en que las cosas mejoren en el transcurso de la siguiente semana porque ya no se esperan más lluvias.

"El pronóstico es que va a bajar el potencial de lluvias a partir de mañana y se espera que en la semana próxima no haya precipitaciones. Eso nos va a ayudar a terminar de controlar la situación, si deja de llover indudablemente eso va a ayudar", dijo. "Estamos tratando de llevar ayuda de manera directa a la gente, desde luego no hay ayuda que sea suficiente en este momento", reconoció el mandatario estatal.

Aunque el gobierno de Tabasco tiene como principal preocupación atender las inundaciones, también tiene en el mapa otras problemáticas que persisten, por ejemplo, los contagios de Covid-19. "Ahorita estamos en semáforo naranja y lo que tendríamos que exhortar a todos es que respetemos las disposiciones (...) si no tomamos las medidas preventivas seguramente regresaríamos a semáforo rojo; ahora nos mantenemos en naranja", señaló López Hernández.

"Se atendió como nunca"

El presidente Andrés Manuel López aseguró que, a pesar de que damnificados por las inundaciones de Tabasco han denunciado la falta de ayuda del gobierno federal, sí se les atiende "como nunca" y acusó que medios de comunicación mantienen una campaña para atacar y calumniar a su gobierno.

"Es como lo de las inundaciones, todos estos pasquines, EL UNIVERSAL, Reforma, hablando de que no se atiende a los damnificados. Claro que se atiende a los damnificados y se les va a atender a todos, como nunca se atiende a los pobres, a los necesitados, a los damnificados", declaró.

En conferencia de prensa, el Presidente señaló que estos ataques, que asegura recibe su administración, son parecidos a los que enfrentó el presidente Francisco I. Madero, pero la diferencia es que ahora hay más libertades porque se cuenta con las redes sociales.