Inicia IMSS-Bienestar operaciones en BCS; participan médicos cubanos

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 29 (EL UNIVERSAL).- En Baja California Sur empezó a operar el modelo de atención universal, a través del IMSS-Bienestar, para brindar atención médica a las personas sin seguridad social de la entidad, informó el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo.

Como parte del proyecto, 43 médicos cubanos con especialidades en Medicina Interna, Pediatría, Cirugía, Anestesiología y Reanimación, atenderán en los hospitales que el gobierno estatal transfirió al IMSS-Bienestar.

En el Hospital IMSS-Bienestar Loreto se pasó de tener cinco médicos especialistas a 16, entre internistas, pediatras, cirujanos, ginecólogos y traumatólogos; con el apoyo de los especialistas procedentes de Cuba y residentes, detalló Zoé Robledo.

El director general del Seguro Social indicó que en la entidad se cuenta con 170 médicos generales y 119 especialistas, 680 enfermeras y enfermeros, 134 paramédicos, 198 componen el personal administrativo, 312 de servicios generales y uno de acción comunitaria.

Hasta el momento, 66 unidades médicas del estado han sido transferidas al Órgano Público Descentralizado (OPD) del IMSS-Bienestar: las 57 unidades del Primer Nivel de atención, seis hospitales generales y tres Unidades de Especialidades Médicas

Durante 2022, en una primera etapa, el IMSS contempla una inversión de 231 millones de pesos para mantenimiento, rehabilitación y equipamiento de dichas unidades.

El titular del Instituto detalló que se han invertido 54.1 millones de pesos en acciones de conservación, como limpieza, pintura, señalética, reparaciones, mantenimiento de equipo médico y electromecánico.

"Unir esfuerzos y compartir servicios entre instituciones de salud. Un solo equipo de salud. Eso es posible, lo hemos demostrado durante la pandemia, lo podemos demostrar", subrayó Robledo Aburto.

Desde el Hospital IMSS-Bienestar de Loreto, Zoé Robledo acompañó al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al secretario de Salud federal, Jorge Alcocer Varela y, al gobernador de Baja California Sur, Víctor Manuel Castro Cosío, en donde se supervisó la implementación del programa en la entidad.