Inicia en un hospital de Roma una campaña de pruebas serológicas

1 / 3

Unos lectores quimiluscentes analizan unos tests serológicos el 6 de mayo de 2020 en el hospital Tor Vergata de Roma

Unos lectores quimiluscentes analizan unos tests serológicos el 6 de mayo de 2020 en el hospital Tor Vergata de Roma (AFP | Tiziana Fabi)

En un hospital de Roma se preparan para lanzar una campaña de pruebas serológicas, cuyo objetivo es determinar el número de personas que han entrado en contacto con el coronavirus desde que estalló el brote en Italia y cartografiar su propagación.

En los próximos días se realizarán unos 150.000 análisis de sangre en la región Lacio, cuya capital es Roma, entre las menos afectadas por el coronavirus en Italia, país que ha registrado casi 30.000 decesos.

Las pruebas serán realizadas sobre todo a personas consideradas de alto riesgo, como el personal médico, paramédico y de la policía.

Algunas regiones del norte, entre ellas Lombardía, la más golpeada, comenzaron hace varios días a realizar masivas pruebas serológicas con el mismo objetivo, es decir identificar quién ha contraído el coronavirus, aún de manera asintomática.

En el hospital de Tor Vergata, uno de los cinco más grandes de la capital, que creó un sector especial para pacientes con Covid-19, la campaña inició a principios del mes de mayo.

Los primeros resultados estarán listos a mediados del mes y más que detectar el virus, la prueba serológica determinar si la persona ha tenido una respuesta inmunológica contra el patógeno.

"Con la realización de 150.000 pruebas serológicas, como previsto, podremos calcular con más precisión la cantidad de personas que han sido infectadas", explicó a la AFP Sergio Bernardini, profesor de bioquímica de Tor Vergata.

"En realidad el número de infectados son muchos más, probablemente entre ocho y diez veces más, con respecto a las cifras que actualmente manejamos", dijo.

La técnica utilizada por el laboratorio es la inmunocromatografía. Se trata de pruebas rápidas que, a través de una gota de sangre, detectan en pocos minutos si la persona ha desarrollado anticuerpos contra Covid-19.

La ventaja de esas pruebas es que pueden ser practicadas en casa por el propio paciente o en los consultorios y oficinas sin movilizar mucho personal, explicó Bernardini.

Las pruebas serológicas no pueden reemplazar a las pruebas virológicas, basadas en muestras nasofaríngeas, que son las únicas que pueden determinar el contagio o la curación del sujeto.

"Dar positivo en la prueba serológica rápida no significa que la persona está protegida. No es una licencia para volver a la vida diaria normal", advirtió el profesor Bernardini.

Esas pruebas, cuando resultan positivas, suelen detectar anticuerpos de infecciones pasadas o recientes y no se recomiendan para diagnosticar a un paciente que necesita atención.

"Hay que seguir tomando las medidas de protección, sobre todo usar las mascarillas, algo importante, incluso si sabemos que tenemos anticuerpos", insiste el experto.

Para Tiziana Frittelli, directora general del hospital Tor Vergata, existe el riesgo de un nuevo brote en Italia.

"Si no tenemos cuidado, el número de personas enfermas podría aumentar nuevamente", asegura.

"Invito a todos a respetar las precauciones porque el contagio podría comenzar de nuevo si no se respetan los comportamientos esperados", afirma.

Los expertos han explicado que no se sabe si una persona que ha desarrollado anticuerpos puede ser de nuevo contagiosa y que tampoco se conoce el grado de inmunidad al coronavirus, ya que existe el riesgo de que aquellos considerados "inmunes" puedan volver a contagiarse e infectar a otras personas.