Inicia exhumación de víctimas de invasión en Caribe panameño

·2  min de lectura

PANAMÁ (AP) — Una fiscalía de homicidios comenzó las diligencias de exhumación en el cementerio Monte Esperanza en Colón, Panamá, en la primera reapertura de fosas que se realiza en ese camposanto en busca de restos óseos no identificados de víctimas de la invasión de Estados Unidos, ocurrida hace 31 años.

La exhumación en el camposanto caribeño forma parte de los esfuerzos que hace una comisión y familiares que buscan identificar a víctimas y encontrar desaparecidos durante la intervención estadounidense. El Monte Esperanza es el segundo cementerio en el que se realizan trabajos de exhumación de restos de personas fallecidos durante la invasión para someterlos a pruebas de ADN y cotejarlos con familiares.

Los trabajos dirigidos por la fiscalía superior de homicidio y femicidio comenzaron el día anterior en el cementerio colonense y consistieron en apartar varios cuerpos sepultados sobre los restos que buscan identificar. Se trata de un caso específico donde familiares de una víctima informaron a la fiscalía que los restos estaban ubicados en un punto determinado del cementerio de Colón.

En conjunto, antropólogos, arqueólogos y forenses, “una vez estén estas tierras removidas que fueron extraídas de las tumbas... entonces ellos empezaran a hacer su esquema de trabajo, tomar las medidas respectivas para entonces iniciar las exhumaciones”, dijo el miércoles la fiscal de descarga de homicidio y femicidio Maribel Caballero. “Un trabajo mucho más lento que va a tomar un poquito más de tiempo”, apuntó.

Familiares han recorrido un largo camino con el anhelo de conocer la verdad sobre las víctimas de la invasión que puso fin al régimen del dictador Manuel Antonio Noriega (1983-1989). Una luz de esperanza se encendió para los familiares a comienzos del 2020 cuando las autoridades judiciales reabrieron casos y comenzaron las primeras exhumaciones en el cementerio capitalino Jardín de Paz, pero la pandemia por el coronavirus, el confinamiento y la demora en la entrega de los fondos para operar han atrasado los trabajos. Aún, así el Ministerio Público ha extraído unos 33 restos humanos para análisis antropológico forense.

Juan Planells Fernández, presidente de la Comisión 20 de Diciembre, dijo que “a pesar de la pandemia y el retraso en recibir los fondos, se ha seguido adelante, no se ha detenido la operación de la Comisión y como prueba de ello es la continuidad en la identificación de víctimas en el cementerio Monte Esperanza”.

La invasión que expulsó a Noriega mató a alrededor de 514 panameños, entre civiles y militares, según estimaciones oficiales. Por parte de Estados Unidos se reportaron 23 soldados fallecidos.

Organismos de derechos humanos estiman que la cifra de víctimas panameñas podría ser mayor y eso fue en parte lo que llevó a que se estableciera la comisión.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.