Inglaterra analiza nuevas restricciones como “último recurso” ante las alarmantes cifras de Covid-19

·2  min de lectura
TOPSHOT - Primer ministro británico, Boris Johnson (Photo by Leon Neal / various sources / AFP)
LEON NEAL

Reino Unido es uno de los países europeos más golpeados por la pandemia, con casi 149.000 muertos, en donde este sábado se registraron 163.000 nuevos casos, una leve baja después de varios días de contagios sin precedentes.

El gobierno británico, responsable de las políticas de salud solo en Inglaterra, hasta ahora se ha negado a restringir la socialización y los grandes eventos, a diferencia del resto del Reino Unido. ”Limitar nuestra libertad debe ser un absoluto último recurso y los británicos esperan que hagamos todo lo posible para evitarlo”, escribió el secretario de Salud, Sajid Javid, en un artículo en el diario Daily Mail.

En este contexto, el ministro de Salud británico insistió el sábado en que volver a imponer restricciones por el coronavirus en Inglaterra sería un “absoluto último recurso”, y que se debe “tratar de vivir con el Covid-19″.

Irlanda del Norte, Escocia y Gales han adoptado nuevas reglas desde Navidad con límites a las congregaciones, en momentos en que la variante ómicron dispara los contagios en el país. Pero el gobierno del primer ministro Boris Johnson insiste en que los datos no justifican tales medidas en Inglaterra.

El primer ministro británico Boris Johnson visita un centro de vacunación contra COVID-19 en la Farmacia Rainbow en la Universidad Abierta del Reino Unido, en Milton Keynes, Inglaterra, el miércoles 29 de diciembre de 2021. (Geoff Pugh/Pool Photo vía AP)
El primer ministro británico Boris Johnson visita un centro de vacunación contra COVID-19 en la Farmacia Rainbow en la Universidad Abierta del Reino Unido, en Milton Keynes, Inglaterra, el miércoles 29 de diciembre de 2021. (Geoff Pugh/Pool Photo vía AP)


El primer ministro británico Boris Johnson visita un centro de vacunación contra COVID-19 en la Farmacia Rainbow en la Universidad Abierta del Reino Unido, en Milton Keynes, Inglaterra, el miércoles 29 de diciembre de 2021. (Geoff Pugh/Pool Photo vía AP)

Pese a las tasas récord de contagios, ha habido un aumento menos dramático en el número de hospitalizados, lo cual alimenta la esperanza de que ómicron sea menos severa que otras variantes.

“Estoy decidido a que nos demos la mejor oportunidad de convivir con el virus”, agregó Javid, al citar los “enormes costos sanitarios, sociales y económicos del confinamiento”. Y sumó: “He trabajado de cerca con el NHS (sistema nacional de salud) para asegurar que está listo y resiliente para lo que viene”.

El gobierno ordenó en diciembre el uso de mascarillas en la mayoría de los sitios de Inglaterra y pidió trabajar desde casa cuando fuera posible, pero no ha aplicado las medidas adoptadas por otras partes de Reino Unido. Más bien ha apostado en una intensificación de la vacunación, y alrededor de 60% de la población elegible ha recibido una dosis de refuerzo.

Con información e la Agencia AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.