Justin Rose supera un mal comienzo y mantiene el liderato por un golpe

Agencia EFE
·4  min de lectura

Augusta (Georgia, EE.UU.), 9 abr (EFE).- El inglés Justin Rose se sobrepuso este viernes a un mal comienzo de la segunda ronda de la 85 edición del Masters de Augusta y con tarjeta firmada de 72 golpes (par) se mantiene al frente de la clasificación con un acumulado de 137 (-7) y un golpe de ventaja.

La gran sorpresa negativa fue la eliminación del actual campeón defensor, el estadounidense Dustin Johnson, que al completar la segunda ronda entregaba tarjeta firmada de 75 golpes (+3) que lo dejaban con un acumulado de 149 (+5) y en el puesto 60, eliminado.

Otros campeones de mayores, su compatriota Brooks Koepka, el inglés Lee Westwood, y el norirlandés Rory McIlroy, tampoco pudieron superar el corte establecido en +3.

El actual campeón olímpico Rose, comenzó el viernes con cuatro bogeys en sus primeros siete hoyos, perdiendo brevemente la ventaja ante Leishman antes de que una brillante remontada tardía lo pusiera de nuevo en la cima.

Rose, cuyo único título importante llegó en el US Open 2013, sufrió el viernes abriendo la puerta a sus rivales al ver cómo encontró árboles a la derecha del primer tee en su camino hacia un bogey de apertura por segundo día consecutivo.

Pero el golfista inglés cambió de nuevo su suerte a partir del hoyo 13 cuando consiguió el segundo birdie del partido, repitió en el 14 y también conectó un hierro 8 a cuatro metros y medio en el par 3 del 16 y embocó el putt para luego con dos pares de cierre quedar al frente de la clasificación provisional.

Los estadounidenses Will Zalatoris y Brian Harman mantuvieron también su buen momento y con tarjetas firmadas de 68 (-4) y 69 (-3), respectivamente, acumularon 138 (-6) y serán los grandes enemigos de Rose todo el fin de semana al compartir el segundo puesto y a tan solo un impacto del liderato.

Su compatriota Jordan Spieth (68, -4) tuvo un acumulado de 139 (-5) junto al australiano Marc Leishman, que disparó 67 (-5), para compartir el cuarto puesto.

El austríaco Bernd Wiesberger, que también busca su primer título importante, tercero en la casa club con 140 (-4) después de entregar tarjeta firmada de 66 (-6), el mejor registro de la jornada, encabezó la lista de seis jugadores que compartieron el cuarto puesto.

Entre ellos el estadounidense Justin Thomas, segundo del mundo, que puede superar a Johnson por el número uno del mundo con una victoria, que estaba perfecto hasta el hoyo 18 con 6 bajo par hasta que en el 18 cometió un bogey y acabar con 67 (-5).

También su compatriota Tony Finau, que acabó con 66 golpes (-6) después de hacer seis birdies y un águila contra dos bogeys.

Mientras que el español Jon Rahm, tercero del mundo, repetía registro de la primera ronda con 72 golpes (par), que le aseguraba el vigésimo primer puesto (144, par) junto a otros 10 jugadores, entre ellos el mexicano Abraham Ancer.

Leishman abrió con tres birdies seguidos y respondió a un bogey en el par 4 11 con birdies en el par 3 12 y par 5 13 y otro en el par 5 15 para tomar brevemente el liderato solo.

Wiesberger, número 54 del mundo, sin un top 10 en 24 largadas importantes, tuvo cuatro birdies en los primeros cinco hoyos, agregó otro en el par 5 del octavo y lanzó un putt para birdie de nueve metros en el par 4 10.

El jugador austríaco también hizo bogey a los 12, que le estropeó el recorrido perfecto que había tenido hasta ese momento con seis birdies en la mejor de las 22 rondas del Masters que ha disputado.

El veterano español José María Olazabal se convertía en la sorpresa positiva al volver por primera vez desde el 2014 a estar en el fin de semana del Masters, que ganó por dos veces, tras acumular 146 golpes (+2) después de registrar tarjeta firmada de 71 (-1) y acabar en el puesto 40, que comparte con otros seis jugadores.

El golf latinoamericano también tuvo jornada triunfal después de ver como el mexicano Abraham Ancer (144, par), el chileno Joaquín Niemann (146, +2) y el colombiano Sebastián Muñoz (147, +3) se aseguraban el pase a la competición del fin de semana del Masters.

Algo que no pudo conseguir el mexicano Carlos Ortiz, que quedó eliminado al tener un acumulado de 153 golpes (+9) después de concluir la segunda ronda con tarjeta firmada de 71 (-1).

(c) Agencia EFE