Ingenieros de Google, Amazon, Microsoft y Meta pagan hasta US$150.000 para ser más altos

·5  min de lectura
La cirugía para ser más altos es bastante invasiva. Para empezar, el cirujano tiene que romper el fémur de los pacientes. Foto: Getty Images
La cirugía para ser más altos es bastante invasiva. Para empezar, el cirujano tiene que romper el fémur de los pacientes. Foto: Getty Images

En algún punto de nuestra vida académica o laboral todos hemos soñado con ser “los más grandes” dentro de nuestro campo de conocimiento. Para muchos ingenieros de software en la industria tecnológica, ese sueño es, por alguna razón, literal.

“Suelo bromear con que podría abrir una empresa de tecnología”, dijo a la revista GQ el cirujano plástico Kevin Debiparshad, especialista en procedimientos de alargamiento de piernas que pueden aumentar tu estatura entre 8 y 15 centímetros.

La intervención cuesta entre US$70.000 y US$150.000, dependiendo de cuánto quiere crecer el paciente; y son los trabajadores de altos ingresos de empresas como Google, Amazon, Microsoft y Meta quienes visitan con mayor frecuencia al Dr. Debiparshad en su oficina de Las Vegas.

“Tengo como 20 ingenieros de software haciendo este procedimiento en este momento que están aquí en Las Vegas. Ayer había una chica de PayPal. Tengo pacientes de Google, Amazon, Facebook, Microsoft. He tenido varios pacientes de Microsoft”, contó.

El denominador común de la base de clientes del Dr. Debiparshad es el poder adquisitivo alto, pero varía según la profesión: ha tratado a CEOs, actores y empleados de finanzas. Los que pertenecen al sector tecnológico son, en su mayoría, hombres.

“Alargar sus piernas los ayuda a sentirse como una versión más completa de quienes creen que son”, explicó el cirujano, que en 2016 fundó el Instituto LimbplastX.

La pandemia fue muy lucrativa para los cirujanos plásticos

Debiparshad vio florecer su negocio enormemente durante la pandemia, y no es solo su percepción personal. La demanda de procedimientos de cirugía plástica en general, especialmente el aumento de senos, los estiramientos faciales y las abdominoplastias crecieron los últimos dos años, según la Sociedad Estadounidense de Cirujanos Plásticos (ASPS).

Los expertos citaron como causa un aumento en los ingresos disponibles, ya que muchos dejaron de vacacionar, así como un creciente número de personas que comenzaron a sufrir problemas de autoestima.

La ASPS descubrió que el 76% de los cirujanos plásticos de EEUU experimentan una mayor demanda de sus servicios ahora, en comparación con los niveles previos a la pandemia. Casi una cuarta parte dijo que su negocio se está duplicando.

De hecho, un fenómeno interesante señalado por los expertos en los últimos dos años ha sido descrito como “dismorfia de Zoom”. Muchas personas han comenzado a mirarse a sí mismas en tiempo real durante las videollamadas y, como resultado, desarrollaron un enfoque distorsionado en su apariencia.

También te puede interesar:

Cropped shot of a female doctor showing result of radiography on digital tablet to patient and giving diagnosis. Doctor talking to patient about medical treatment after surgery.
“Alargar sus piernas los ayuda a sentirse como una versión más completa de quienes creen que son”. Foto: Getty Images

“Muchos pacientes lo ven como una inversión en sí mismos, y no necesariamente de manera romántica. Creo que la estatura es una parte muy importante de quién eres y cómo percibes el mundo y cómo el mundo te percibe a ti. Ser capaz de alterar eso tiene mucho impacto”, dijo a GQ el Dr. Debiparshad.

¿Cómo funciona la cirugía de alargamiento?

Se trata de una cirugía bastante invasiva. El médico debe romper los fémures o los huesos del muslo del paciente, y luego les inserta varillas de titanio ajustables, que se extienden un poco todos los días durante tres meses con un control remoto magnético.

Después del procedimiento viene el dolor, que es implacable. La extensión de los clavos de metal también estira los nervios y el tejido que rodea los huesos; además, según el peso del paciente, el más mínimo tropiezo podría volver a romperle una pierna en dos.

Más tarde, el doctor debe extraer los clavos quirúrgicamente, lo que cuesta entre US$14.000 y US$20.000 adicionales.

Pueden pasar meses en lo que se alargan lentamente los huesos y las piernas sanen. Un ingeniero de software que logró crecer de 1.70 cm a 1.80 cm contó a GQ que estuvo los primeros tres meses después de su cirugía solo en su departamento, pidiendo comida a domicilio.

El ingeniero de 23 años, que solicitó el anonimato, dijo que nunca pensó en sí mismo como “bajo” hasta que una chica de la que estaba “muy enamorado, se burló de mí por eso” en la universidad. Ahí nació una profunda inseguridad que finalmente lo llevó a operarse los fémures en febrero.

Female doctor making marks on client's face before filler injections in aesthetics medical clinic
La inyección de botox también se ha puesto de moda entre los hombres. Foto: Getty Images

El estigma de la cirugía plástica en hombres

“Solo le dije a todos que tuve un accidente de esquí”, dijo el joven cuando le preguntaron qué excusa dio cuando apareció más alto de la noche a la mañana.

Si bien el estigma en torno a la cirugía plástica para hombres ha comenzado a desaparecer en los últimos años, muchos de los pacientes deciden no hacer público el procedimiento. Según la ASPS, los procedimientos cosméticos en hombres aumentaron un 325% entre 1997 y 2015.

Parece que la tendencia llegó para quedarse en Silicon Valley. “La promesa del instituto del Dr. Debiparshad es que, por un precio, usted también puede aumentar sus probabilidades de convertirse en un CEO del listado Fortune 500”, reseñó GQ.

En el mundo de las celebridades, fue noticia en mayo de este año que el actor Rich Rotella (Marlo Lasker, 2020) se sometió al doloroso procedimiento de alargamiento de extremidades para hacerlo 8 cm más alto.

“Estaba harto de que la gente me dijera: 'Eres demasiado bajo para interpretar el papel principal'”, dijo a la revista People.

El músico y actor Joe Jonas también declaró este año que los hombres no deberían enfrentarse a un estigma negativo si deciden hacerse una cirugía plástica. Jonas se inyectó para mejorar las líneas del entrecejo y una cicatriz entre las cejas.

En abril, el juez de “American Idol” Simon Cowell admitió que se pasó un poco de la raya con sus retoques y dijo que su rostro parecía “como sacado de una película de terror”.

Este mes, después de una oleada de memes sobre su rostro, Zac Efron respondió a los rumores de una cirugía plástica, pero dijo que la intervención fue para arreglar una fractura de mandíbula que sufrió en 2013.

También te puede interesar | VIDEO: Los 10 peores errores financieros que puedes cometer con tu pareja