Informe: por qué hay pocos licenciados en enfermería en la Argentina y qué impacto tiene en el sistema de salud

·5  min de lectura
Coronavirus en Argentina. Más de 12 mil postulaciones para cubrir cargos de enfermería en el primer día
Coronavirus en Argentina. Más de 12 mil postulaciones para cubrir cargos de enfermería en el primer día

En la Argentina, se registraron 35 enfermeros por cada 10.000 habitantes y solo 1,6 de cada 10 cuenta con un título de licenciatura, según reveló un informe elaborado por la Escuela de Enfermería de la Facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad Austral y basado en datos oficiales de 2019.

Según el Observatorio Federal de Recursos Humanos en Salud (Oferhus), dependiente de la Dirección Nacional de Talento Humano y Conocimiento del Ministerio de Salud de la Nación, en 2019 el 51,9% del personal eran técnicos en enfermería; el 31,9%, auxiliares y el 16,2%, licenciados.

Devoradora de combustible: encuentran una bacteria desconocida en las tapas de los tanques de los autos que podría remediar los suelos contaminados

En este marco, la provincia líder con el mayor porcentaje de licenciados es Neuquén, con un 26%. La sigue la ciudad de Buenos Aires, con un 25%. El puesto más bajo lo ocupa Santiago del Estero con 1,4%. Así lo sostiene el informe que se dio a conocer en el marco del Día Internacional de la Enfermería que se conmemora mañana.

El hecho de que la mayoría del personal no cuenta con la licenciatura correspondiente se debe, según la directora de la carrera de Enfermería de la Universidad Austral y autora del informe, Dolores Latugaye, a “una necesidad de tener profesionales en el sistema sanitario”. Es decir, según argumentó, “en nuestro país, el título intermedio de enfermero, que es un primer nivel de formación, permite insertarse en el sistema sanitario y no se necesita necesariamente la carrera de grado completa para trabajar”.

Por otro lado, la cifra de licenciados en Enfermería aumentó año a año desde 2013, según el informe de Oferhus en base a los datos de la Red Federal de Registro de Profesionales de la Salud (Refeps). Mientras que en 2013 había 19.729 y en 2016, 25.363; en 2019 se registró un total de 38.088.

Latugaye puntualizó: “Está demostrado que, a mayores niveles académicos, mejores resultados para el paciente y la familia en particular, y para el sistema sanitario y el país en general. El desafío de la Argentina es buscar cómo hacemos para ir año a año no solo aumentando el número de graduados, sino también el porcentaje de licenciados sobre la totalidad de profesionales de enfermería”.

Y añadió: “Debería ser una política pública que estos trabajadores que se desviven, sobre todo con la exigencia de la pandemia, tengan la carrera, el mayor nivel de formación para los profesionales de enfermería. Si el ejercicio de esta profesión es reconocido como de riesgo por el Ministerio de Educación de la Nación [art. 43 de la ley 24.521]; esto debería ir en paralelo con una formación mínima de la carrera de grado para ser consistentes entre la política educativa y la sanitaria”.

Además, el informe señaló que, en consonancia con los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), actualmente existe un déficit mundial de 18 millones de trabajadores de la salud y que la Argentina ocupó el nivel más bajo de personal de enfermería con título de grado (11% sobre el total de profesionales) entre los 27 países de las Américas en 2017.

“Para saber la necesidad de profesionales que tiene un país, se debería hacer un análisis del sistema sanitario: cuántas instituciones de salud existen, con cuántas camas; un mapa completo para definir cuántos profesionales son necesarios en cada una de las áreas”, destacó la autora.

Reclamo

La Asociación de Licenciados en Enfermería (ALE) realizará una marcha de antorchas para exigirle a la Legislatura de la Ciudad que ponga en debate la iniciativa popular que pide el pase de estos trabajadores a la Carrera de Profesionales de la Salud.

Los trabajadores de la salud marcharon hoy a las 18.30 desde el Congreso de la Nación hasta el Parlamento porteño, mientras que el jueves realizarán un paro de actividades con concentración y conferencia de prensa que se realizará en las inmediaciones de Perú 160, a las 10. Luego se trasladarán hasta el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) que convocó a una nueva audiencia para ese día a las 12.

La enfermera del Hospital Ramos Mejía y referente de ALE, Andrea Ramírez, afirmó en diálogo con LA NACIÓN: “En lo legal, cumplimos con todos los requisitos para estar incluidas en la carrera profesional junto a 24 actividades más del equipo de salud. En lo social, el acompañamiento de la población se manifestó en las 50.000 firmas que presentamos en respaldo a la iniciativa popular para que la Legislatura trate en sesión nuestro reconocimiento”.

Asimismo consideró que la demora en el tratamiento del proyecto que propicia una mejoría laboral para los enfermeros se debe a la “falta de voluntad política de legisladores y [el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez] Larreta. Por eso, esta semana nos reunimos con los bloques que quieran recibirnos para saber qué posición van a tomar sobre nuestro reclamo básico de justicia. Nuestra situación no se soporta más”.

Mientras que la enfermera del Hospital Tornú y secretaria de prensa de la Federación de Profesionales, Carolina Cáceres, afirmó que las distintas organizaciones de salud “no nos vamos a cansar de gritar: somos profesionales de la salud, dejamos todo siempre y en la pandemia, nuestro trabajo se revalorizó mundialmente, y en la ciudad más rica de la Argentina, intereses económicos, políticos y corporativos, nos marginan de nuestro derecho elemental”.

“Por eso paramos, marchamos y no nos callamos más. Invitamos a toda la comunidad a acompañar a la primera línea”, sentenció.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.