Influyente cardenal de EEUU se interesa en vacunas cubanas

·3  min de lectura
CORONAVIRUS-CUBA EEUU (AP)
CORONAVIRUS-CUBA EEUU (AP)

El arzobispo de Boston cardenal Sean Patrick O’Malley, se entrevistó el jueves con un grupo de la élite de científicos cubanos quienes le mostraron los resultados de las vacunas de producción nacionales, las únicas contra el nuevo coronavirus desarrolladas por un país latinoamericano.

“Para nosotros los católicos, la salud es un tema muy importante, comenzando con el ejemplo de Jesucristo que dedicó tanto tiempo de su ministerio en cuidar a los enfermos”, dijo O’Malley a un reducido grupo de periodistas en La Habana

El influyente sacerdote capuchino --considerado en 2013 un papable— mantiene un fuerte vínculo con la feligresía latina y los emigrantes en Estados Unidos. Llegó a Cuba sin mayor publicidad el martes y viajará este mismo jueves de regreso a República Dominicana --desde donde ya estuvo con el objetivo de visitar Haití para apoyar a las víctimas del terremoto-- y dirigirse luego al Vaticano.

En Cuba se reunió también con el canciller Bruno Rodríguez y participó la víspera en una misa para conmemorar el día de la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de la isla, de gran arraigo además entre las religiones sincréticas de origen africano donde se le conoce como la deidad Ochún.

Invitado al Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), O’Malley escuchó las presentaciones de los científicos entre los que se encontraba Eduardo Martínez, el presidente de BioCubaFarma, la empresa estatal que comercializa las medicinas en Cuba y tiene un papel preponderante en la producción y distribución de Soberana 02, Soberana Plus y Abdala las vacunas isleñas contra COVID-19.

El prelado se mostró “muy agradecido” por conocer “más de cerca las investigaciones”, indicó, al tiempo que recordó que una cuarta parte de los hospitales y clínicas en el mundo están administradas por la iglesia católica.

El CIGB es la institución que desarrolló Abdala.

La visita de O’Malley se produce luego de que se apagaran las expectativas de una mejora en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos alimentadas por la campaña del presidente Joe Biden quien había prometido un acercamiento a Cuba similar al de su predecesor demócrata Barack Obama.

La política de Obama, quien para su histórico relanzamiento de las relaciones diplomáticas con la isla en 2014 contó con la intermediación de la Iglesia Católica y el papa Francisco, fue dramáticamente revertida por el mandatario republicano Donald Trump a partir de 2016, quien dictó más de 200 medidas de sanciones presionando por un cambio de modelo político por parte de La Habana.

“Tuvimos una presentación que hizo énfasis en la actividad de ciencia e innovación donde le pudimos presentar los resultados”, dijo a la AP la vicepresidenta de BioCubaFarma, Mayda Mauri Pérez. Agregó que este tipo de visitas pueden estimular la estancada colaboración entre Cuba y Estados Unidos. “Cuba está abierta, siempre ha estado abierta, de hecho, tenemos una data histórica de relaciones con la comunidad científica norteamericana y estamos con la total disposición”, indicó.

La nación caribeña sufre actualmente un rebrote de los contagios de COVID-19 y pese a comenzar a vacunar a su población, incluyendo jóvenes, no ha podido controlar el avance de la enfermedad que puso en jaque su sistema de salud público en provincias como Matanzas, Ciego de Ávila o Cienfuegos. A esto debe sumarse una crisis económica con desabasto, largas colas para conseguir casi cualquier cosa y cortes de luz.

A la fecha Cuba acumula 720.739 casos positivos y 6.056 muertes

————-

Andrea Rodríguez está en Twitter: www.twitter.com/ARodriguezAP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.