Influenza: por qué más personas corren el riesgo de contraer este mal respiratorio

·4  min de lectura

LA INFLUENZA es una enfermedad respiratoria contagiosa provocada por un virus que infecta la nariz, la garganta y, en algunos casos, los pulmones. Este virus puede causar una enfermedad leve o grave y en ocasiones puede llevar a la muerte. La mejor manera de prevenir la influenza es vacunándose todos los años.

Con una temporada de influenza 2020-2021 históricamente baja, la falta de exposición a las últimas cepas de la enfermedad podría significar que más personas de lo habitual corran el riesgo de contraer la enfermedad en la temporada 2021-2022.

En los climas templados las epidemias estacionales se producen sobre todo durante el invierno, mientras que en las regiones tropicales pueden aparecer durante todo el año, produciendo brotes más irregulares. En México el pico de contagios por esta enfermedad es en enero y febrero, por ello es importante aplicarse la vacuna desde el comienzo de la época invernal.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), quienes están en mayor riesgo de contraer esta enfermedad son los infantes menores de 59 meses, embarazadas, los ancianos y los adultos mayores con enfermedades crónicas (cardiacas, pulmonares, renales, metabólicas, del desarrollo neurológico, hepáticas o hematológicas) o de inmunodepresión (por VIH/sida, quimioterapia, corticoterapia o neoplasias malignas).

También lee: Vacuna contra la neumonía: inmunidad para unos cuantos

Datos de la misma organización indican que la hospitalización y la muerte son más frecuentes en grupos de alto riesgo. Se calcula que las epidemias anuales causan de 3 millones a 5 millones de casos graves y de 290,000 a 650,000 muertes en el mundo.

El método de propagación de la influenza es muy parecido al del covid-19: al toser o estornudar, las personas infectadas dispersan en el aire, a distancias de hasta un metro, gotículas infecciosas (con virus), contagiando así a las personas cercanas que las inspiran. El virus también puede transmitirse por las manos contaminadas.

Para prevenir la transmisión hay que lavarse las manos frecuentemente y cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo al toser.

LA VACUNA, EL MÉTODO MÁS EFICAZ DE PROTECCIÓN

La Organización Mundial de la Salud efectúa una vigilancia mundial de la gripe durante todo el año, para lo cual convoca a miles de científicos del mundo entero. Su intercambio de información científica y material sobre las cepas ayuda a determinar los virus que probablemente constituirán la principal amenaza en la próxima estación gripal y permite de este modo decidir dos veces al año la composición de las próximas vacunas.

La vacunación es la intervención más eficaz para reducir la mortalidad y la morbilidad de la gripe, las epidemias gripales estacionales y la próxima pandemia imprevisible.

En México, el sector salud informó que el próximo 3 de noviembre inicia la campaña de vacunación contra la influenza 2021-2022, con la aplicación de 32 millones 328,200 dosis para la población en el territorio nacional, de los cuales 15 millones corresponden a la Secretaría de Salud.

No te pierdas: ¿Cuáles son las similitudes y diferencias entre la influenza y el covid-19?

Se dará prioridad a grupos de población en riesgo como niñas y niños (de seis meses a cinco años de edad), personas adultas mayores, personal de salud, mujeres embarazadas y quienes viven con factores de riesgo de sufrir complicaciones en caso de contagio.

Si bien las medidas sanitarias por el covid-19 (lavado de manos, uso de cubrebocas, evitar lugares cerrados y guardar sana distancia) han ayudado a reducir los contagios de influenza, la vuelta al espacio social con el cambio de semáforo en nuestro país puede ocasionar el aumento de esta enfermedad, así como agravar sus consecuencias por falta de exposición a las últimas cepas de los virus que la causan.

La vacuna de influenza y la del coronavirus pueden aplicarse sin que afecte al organismo. El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, explicó que ambas vacunas son complementarias y son muy importantes debido a que las enfermedades comparten síntomas, por lo que la vacunación es el arma más eficaz de evitar casos graves de dichos padecimientos.

Te interesa: ¿Qué le ocurre a nuestro cuerpo cuando contraemos el virus de la influenza?

También es importante recalcar que quien ha sido infectado por covid-19 debe vacunarse contra la influenza. La Dra. Gloria Aguirre, infectóloga del equipo Covid en TecSalud, indica que “si la persona se enfermó de manera leve, es decir, estuvo en casa aislado, no progresó a neumonía ni requirió oxígeno, al terminar su aislamiento —que ya no es contagioso— ya se puede vacunar, tanto contra el covid-19 como contra la influenza”.

Incluso existe la posibilidad de contraer ambas enfermedades de forma simultánea debido al gran riesgo presente todavía de contagio de covid-19 y la época invernal que tradicionalmente aumenta la posibilidad de contraer influenza.

“Se piensa y existe esta teoría de que, en caso de haber una coinfección, sí pudiera haber un peor pronóstico o desenlace”, explica la Dra. Aguirre. “Entonces, por eso ahorita se está tratando de promover que nos vacunemos también contra la influenza”.

Por ello, si bien la vacuna contra la influenza es prioridad en población de alto riesgo, es sustancial que toda la gente pueda vacunarse. N

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.