En Argentina la cosa está tan mal que los vertederos se empiezan a llenar de gente

El mundo tiene un grave problema con la inflación, disparada desde el inicio de la guerra en Ucrania, pero en Argentina es muchísimo mayor. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) del país sudamericano, los precios acumulan una subida interanual del 88% y se prevé que se acerque peligrosamente al 100% al finalizar el 2022.

Se trata del mayor aumento de precios desde una etapa de hiperinflación en el país que tuvo lugar a principios de la década de los 90 del siglo XX. Las subidas se han ensañado especialmente con los costes en alimentación, vivienda, electricidad, agua, gas y fertilizantes para la agricultura, pese a los esfuerzos del gobierno de Alberto Fernández para tratar de evitarlo.

La situación empieza a ser alarmante entre la población, con un 36% de los argentinos viviendo en la pobreza. A muchos de ellos no les ha quedado más remedio que acudir a los vertederos en busca de objetos que puedan reutilizar o vender e incluso comida para tratar de sobrevivir.

Más historias que te pueden interesar: