La inflación en julio de Italia se mantuvo casi estable

·1  min de lectura

La inflación en Italia se desaceleró ligeramente en julio con el 7,9% frente al 8% de junio, gracias a una disminución de los precios de la energía que compensó en parte el aumento del de los alimentos, indicó este viernes el Instituto Italiano de Estadística.

Los precios de los alimentos aumentaron de un 9,6% en un año, lo que elevó el precio de la "cesta" familiar de un promedio del 9,1%, un nivel que no se registraba desde hace casi 40 años, según las cifras de Istat.

"La ralentización de los precios de los bienes energéticos registrada en julio no frenó la tendencia inflacionaria que se ha extendido a otros sectores", subraya Istat.

"De hecho, se está acelerando el aumento de los precios de los alimentos procesados, de los bienes duraderos y de los servicios relacionados con el transporte y otros servicios", añade.

Los precios de la energía siguen siendo altos, aunque bajó de un mes a otro, al 42,9% frente al 48,7% de junio.

Los precios del transporte subieron un 8,9% frente al 7,2% del mes anterior.

El índice de inflación calculado según los estándares armonizados de la Unión Europea (IPCA) en julio fue de un 1,1%, gracias a las rebajas de verano, situándose al 8,4% en un año.

El gobierno italiano tiene la intención de aprobar un paquete de medidas por unos 14.000 millones de euros (casi el mismo valor en dólares) para mitigar el impacto en las familias y las empresas de los precios altos.

A esa suma hay que añadir los 33.000 millones de euros ya desembolsados por ese concepto durante el pasado año.

bur-kv/zm

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.