La inflación en Estados Unidos se disparó en mayo y alcanzó su récord en 41 años

·3  min de lectura
La carne se exhibe en un estante en un mercado de Cárdenas el 8 de junio de 2022 en San Rafael, California
La carne se exhibe en un estante en un mercado de Cárdenas el 8 de junio de 2022 en San Rafael, California - Créditos: @JUSTIN SULLIVAN

WASHINGTON.- Los costos de la nafta, los alimentos y otros productos en Estados Unidos se dispararon en mayo, y empujaron a la inflación a un nuevo máximo en 41 años -8,6% interanual-, sin dar a los hogares estadounidenses un respiro ante el aumento de los precios.

Los precios al consumidor subieron un 8,6% el mes pasado desde 12 meses antes, más rápido que el aumento interanual del 8,3% de abril, dijo el viernes el Departamento de Trabajo.

Mes a mes, los precios subieron un 1% de abril a mayo, un fuerte aumento desde la suba del 0,3% de marzo a abril. Los precios mucho más altos de la nafta fueron los culpables de la mayor parte de ese aumento.

La inflación desenfrenada de Estados Unidos está imponiendo severas presiones a las familias, obligándolas a pagar mucho más por la comida, el combustible y el alquiler, y reduciendo su capacidad para adquirir artículos discrecionales, desde cortes de cabello hasta productos electrónicos.

Los estadounidenses tienen que lidiar con la inflación como no sucedía hacía cuatro décadas
Los estadounidenses tienen que lidiar con la inflación como no sucedía hacía cuatro décadas - Créditos: @JUSTIN SULLIVAN


Los estadounidenses tienen que lidiar con la inflación como no sucedía hacía cuatro décadas (JUSTIN SULLIVAN/)

Los economistas esperan que la inflación disminuya este año, aunque no mucho. Algunos analistas han pronosticado que el índice de inflación que el gobierno informó el viernes -el índice de precios al consumidor- puede caer debajo del 7% para fin de año.

La alta inflación también obligó a la Reserva Federal a lo que probablemente será la serie más rápida de aumentos de tasas de interés en tres décadas. Al aumentar agresivamente los costos de endeudamiento, la Fed espera enfriar el gasto y el crecimiento lo suficiente como para frenar la inflación sin llevar a la economía a una recesión. Para el banco central, será un acto de equilibrio difícil.

Las encuestas muestran que los estadounidenses ven la alta inflación como el principal problema del país, y la mayoría desaprueba el manejo de la economía por parte del presidente Joe Biden. Los republicanos del Congreso están criticando a los demócratas sobre el tema justo antes de las elecciones intermedias de este otoño boreal.

Subas y bajas

La inflación se ha mantenido alta incluso cuando las fuentes del aumento de los precios cambiaron. Inicialmente, la sólida demanda de bienes de los estadounidenses que estuvieron encerrados en sus hogares durante meses por la pandemia de Covid-19 provocó escasez y complicaciones en la cadena de suministro y elevó los precios de automóviles, muebles y electrodomésticos.

Ahora, a medida que los estadounidenses vuelven a gastar en servicios, incluidos viajes, entretenimiento y cenas, los costos de los pasajes de avión, las habitaciones de hotel y las comidas en restaurantes se dispararon.

La invasión rusa de Ucrania aceleró aún más los precios del petróleo y el gas natural. Y con China relajando los estrictos bloqueos de Covid en Shanghái y en otros lugares, más ciudadanos están conduciendo, lo que eleva aún más los precios de la nafta.

Los aumentos en la nafta fueron los más significativos en mayo
Los aumentos en la nafta fueron los más significativos en mayo - Créditos: @getty images


Los aumentos en la nafta fueron los más significativos en mayo (getty images/)

Se espera que los precios de los bienes bajen en los próximos meses. Muchos grandes minoristas, incluidos Target, Walmart y Macy’s, informaron que ahora tienen demasiados muebles de patio, productos electrónicos y otros productos que ordenaron cuando esos artículos tenían una mayor demanda y tendrán que rebajarlos.

Aun así, el aumento de los precios de la gasolina está erosionando las finanzas de millones de estadounidenses. Los precios en el surtidor tienen un promedio de casi 5 dólares por galón a nivel nacional y se acercan más al récord ajustado por inflación de alrededor de US$5,40 alcanzado en 2008.

Agencia AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.