La inflación en EEUU cede finalmente en octubre y la bolsa festeja

La inflación parece moderarse en Estados Unidos y en octubre la medición a 12 meses alcanzó su nivel más bajo desde enero de 2022, en 7,7%, señal de que las medidas de la Reserva Federal comienzan a hacer efecto.

Los precios al consumo siguen subiendo de todas formas, según el índice IPC (CPI por su siglas en inglés), publicado el jueves por el Departamento de Trabajo.

Se trata de un incremento mucho menor al de 8,2% que se registró a 12 meses en septiembre. Y también menos que el 7,9% que esperaban los analistas, según el consenso de Market Watch.

En la comparación mes a mes, los precios aumentaron 0,4%, igual variación que entre agosto y septiembre. El dato también fue una buena sorpresa ya que los analistas esperaban un incremento de precios de 0,6%.

La inflación fue uno de los principales temas de campaña para las elecciones legislativas de medio mandato que se celebraron el martes, cuyos resultados definitivos aún no se conocen.

Los republicanos tomaron la inflación -principal preocupación de los electores- como tema de campaña contra el gobierno de Joe Biden.

Entre los rubros que más influyeron en el dato de octubre figura la vivienda, tanto en la compra como en el alquiler de residencias.

Los precios de la vivienda se dispararon durante la pandemia, alimentados por tasas de interés históricamente bajas y la decisión de muchos trabajadores de alejarse de los centros urbanos gracias al teletrabajo.

El precio medio de una vivienda aumentó 8,6% en el tercer trimestre sobre igual período del año pasado, según datos de la Asociación de Agentes Inmobiliarios (NAR), también publicados el jueves.

- Tasas y bolsa -

La bolsa de Nueva York abrió en fuerte alza el jueves luego de que se conociera el dato de inflación: el Dow Jones ganó 2,40% y el Nasdaq saltó un 4,84% minutos después de la campana.

Hacia las 15H00 GMT el alza se mantenía con el Dow arriba 2,48% y el Nasdaq 5,37%, en tanto el índice ampliado S&P 500 ganaba 3,92%.

Esta moderación de la inflación podría ser una señal de que las medidas adoptadas por el banco central, la Fed, que subió sus tasas para bajar el consumo y la inversión, comienzan a dar frutos.

La Fed tiene la misión de mantener a raya la inflación, y su objetivo es de 2% anual, el nivel considerado sano para la economía. El organismo de todos modos se guía sobre todo por el índice de inflación PCE, que se mantuvo estable en septiembre en 6,2% en 12 meses.

La salud del mercado laboral es considerada un factor de contrapeso a las medidas de la Fed.

En octubre, la tasa de desempleo se movió al alza ligeramente, 0,2 puntos porcentuales, a 3,7%, pero sigue en mínimos históricos y la creación de puestos se mantiene sólida.

Ante la persistencia de la inflación, la Fed anunció el 2 de noviembre una nueva alza de su tasa directriz, la sexta consecutiva, en este caso de 0,75 puntos porcentuales, para llevar los tipos de interés a un rango de 3,75-4%, su nivel más alto desde enero de 2008.

jul/vmt/eb/mr/dga