Inflación al consumidor en EEUU sube a su mayor tasa anual desde 1981

·4  min de lectura

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON, 13 jul (Reuters) - Los precios al consumidor en Estados Unidos subieron un 9,1% en junio, la mayor alza anual en más de cuatro décadas, por un escenario de costos persistentemente altos de la gasolina, los alimentos y el alquiler, lo que refuerza la expectativa de que la Reserva Federal suba las tasas de interés 75 puntos básicos este mes.

El aumento mayor de lo esperado del índice de precios al consumidor interanual, comunicado por el Departamento de Trabajo el miércoles, también reflejó el alza de la atención de salud, los vehículos de motor, las prendas de vestir y los muebles para el hogar. El IPC registró el mayor aumento mensual en casi 17 años.

Los datos sobre la inflación se conocen tras un crecimiento del empleo mayor de lo esperado en junio y sugirieron que la agresiva política monetaria de la Reserva Federal no había logrado hasta ahora enfriar la demanda interna y reducir la inflación a su objetivo del 2%.

Si bien es un problema mundial, la alta inflación es un riesgo político para el presidente estadounidense Joe Biden y su partido demócrata antes de las elecciones legislativas de noviembre.

"A pesar de las mejores intenciones de la Fed, parece que la economía está entrando en un régimen de mayor inflación", dijo Christopher Rupkey, economista jefe de FWDBONDS. "La Fed está aún más atrasada tras el informe de hoy".

El índice de precios al consumidor aumentó un 1,3% el mes pasado, la mayor alza mensual desde septiembre de 2005, tras avanzar un 1,0% en mayo.

Un aumento del 7,5% en los precios de la energía representó casi la mitad del incremento del IPC. En los 12 meses transcurridos hasta junio, el IPC subió un 9,1%, la mayor alza desde noviembre de 1981 y tras el 8,6% de mayo.

Los economistas encuestados por Reuters habían pronosticado que el IPC subiría un 1,1% mensual y se aceleraría a un 8,8% interanual.

Los precios al consumidor están subiendo, impulsados por la paralización de las cadenas de suministro mundiales y el enorme estímulo fiscal de los gobiernos a principios de la pandemia del COVID-19.

La guerra en Ucrania, que ha provocado un repunte de los precios mundiales de los alimentos y el combustible, ha deteriorado la situación.

Los precios de la gasolina en Estados Unidos alcanzaron máximos históricos en junio, con un promedio de más de 5 dólares por galón, según datos del grupo de defensa de los automovilistas AAA. Desde entonces han bajado y el miércoles se situaban en 4,631 dólares por galón, lo que podría aliviar parte de la presión sobre los consumidores.

INFLACIÓN SUBYACENTE

El Gobierno había informado el viernes pasado de que la economía creó 372.000 puestos de trabajo en junio y que una medida más amplia del desempleo cayó a un mínimo histórico.

La rigidez del mercado laboral también se observó en que a finales de mayo había casi dos puestos de trabajo por cada desempleado.

Los mercados financieros esperan mayoritariamente que el banco central estadounidense suba su tasa de interés 75 puntos básicos en su reunión del 26-27 de julio. La Fed ha elevado su tipo a un día 150 puntos básicos desde marzo.

Los precios anuales de los alimentos están subiendo a su ritmo más rápido desde febrero de 1981, y los de la energía registran su mayor salto en más de 42 años.

Las presiones inflacionarias subyacentes siguieron siendo fuertes el mes pasado. Si se excluyen los componentes volátiles de los alimentos y la energía, el IPC aumentó un 0,7% en junio, tras subir un 0,6% en mayo.

El llamado IPC subyacente se vio impulsado por el costo de los alquileres, que se disparó un 0,8%, el mayor incremento mensual desde abril de 1986.

El IPC subyacente aumentó un 5,9% en los 12 meses hasta junio, que sigue al alza de 6,0% en los 12 meses anteriores a mayo. La alta inflación y el aumento de los costos de los préstamos están avivando el temor a una recesión a principios del próximo año.

(Reporte de Lucia Mutikani; Editado en español por Javier López de Lérida)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.