La inflación alemana desciende en octubre a su nivel más bajo en dos años

FOTO DE ARCHIVO. Personas caminan por una calle comercial en la ciudad de Constanza, en el sur de Alemania

Por Maria Martinez

BERLÍN, 30 oct (Reuters) - La inflación en Alemania se redujo notablemente en octubre, cayendo a su nivel más bajo desde agosto de 2021, lo que apunta a un enfriamiento sustancial de la inflación general en la zona euro.

La inflación alemana se redujo en octubre al 3,0%, informó el lunes la Oficina Federal de Estadística.

Los precios al consumo alemanes, armonizados para compararlos con los de otros países de la Unión Europea, habían subido un 4,3% interanual en septiembre.

La inflación subyacente, que excluye los volátiles precios de los alimentos y la energía, cayó al 4,3% en octubre desde el 4,6% del mes anterior.

Los banqueros centrales consideran que una inflación superior a la prevista es uno de los principales riesgos, ya que podría prolongar la campaña de endurecimiento de los bancos centrales, manteniendo los tipos de interés más altos durante más tiempo.

Según los economistas encuestados por Reuters, se espera que la inflación de la zona euro descienda al 3,2% en octubre, desde el 4,3% de septiembre.

El lunes, otros datos mostraron que la economía alemana se contrajo ligeramente en el tercer trimestre, mientras la mayor economía europea sigue lastrada por la debilidad del poder adquisitivo y la subida de los tipos de interés.

El producto interior bruto cayó un 0,1% intertrimestral en términos ajustados, según la oficina de estadística.

Un sondeo de Reuters había pronosticado que la economía se contraería un 0,3%.

"Estos datos por sí solos ponen de manifiesto que la economía alemana se ha convertido en uno de los rezagados de la zona euro", dijo Carsten Brzeski, responsable mundial de macroeconomía de ING.

De cara al futuro, la actual repercusión del endurecimiento de la política monetaria del Banco Central Europeo, el hecho de que aún no se haya invertido el ciclo de inventarios y las nuevas incertidumbres geopolíticas seguirán pesando sobre la economía alemana, afirmó Brzeski.

"Parece que la economía alemana permanecerá en la zona de penumbra entre la contracción menor y el estancamiento, no sólo este año, sino también el próximo", afirmó Brzeski.

La contracción del tercer trimestre no se considera una excepción, ya que Commerzbank espera que la economía alemana vuelva a contraerse en el semestre de invierno.

"Es improbable que el consumo se recupere como esperaban los optimistas", afirmó Jörg Krämer, economista jefe de Commerzbank.

El consumo de los hogares cayó en el tercer trimestre, ya que la elevada inflación siguió mermando el poder adquisitivo de los consumidores

Mientras que el consumo en Alemania fue un lastre para el PIB, la inversión de capital contribuyó positivamente, según la oficina de estadística.

"El resultado neto, sin embargo, es que la economía alemana está ahora firmemente atascada en el fango", dijo Claus Vistesen, economista jefe para la eurozona de Pantheon Macroeconomics, añadiendo que duda que la economía salga del fango en el cuarto trimestre.

(Reporte de María Martínez y Miranda Murray; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)