Una infectóloga rusa viajó a España, no lo reportó y es la "paciente cero" de coronavirus en su región

LA NACION

Irina Sannikova es la especialista en enfermedades infecciosas más importante de la región rusa de Stávropol. Es además la consultora principal en temas de salud de la mencionada gobernación y docente de la Universidad Estatal de Medicina. En estos momentos, ella debería estar abocada a luchar contra la pandemia de coronavirus que afecta a Rusia. Sin embargo, esta infectóloga se convirtió en parte del problema mucho antes que en la solución.

Sucede que Sannikova en estos momentos tiene abierta una causa penal por "ocultamiento de información y negligencia". ¿El motivo? La médica estuvo en España entre el 6 y el 8 de marzo, cuando el coronavirus ya atacaba fuerte a esa nación. Al regresar, ella no contó de su viaje a sus superiores, ni del gobierno, ni de la universidad, y trabajó como si nada. El 17 de marzo, ingresó al hospital con síntomas del Covid-19.

Coronavirus hoy en la Argentina y el mundo: minuto a minuto y las novedades del 26 de marzo

Efectivamente, Sannikova tenía coronavirus, y quedó internada en la unidad de cuidados intensivos, según consigna la señal televisiva rusa El primero. Pero ya era un poco tarde. Había trabajado e incluso había dado una clase en la universidad.

La gravedad del caso que ahora conmueve a toda esa región del este de Rusia es tal que consideran que la infectóloga puede ser la "paciente cero" del Covid-19 en ese territorio. El día lunes, unas 350 personas que habían estado cerca a ella se encontraban bajo vigilancia, y hay unas 11 personas que contrajeron el virus a causa, según se presume, de su acercamiento a Sannikova.

El mismo gobernador del krai (región o provincia) de Stávropol, Vladimir Vladimirov, contó los pormenores del caso de la infectóloga en su cuenta de Instagram, algo que despertó la furia de los usuarios de esa región.

En Rusia, la cantidad de infectados que se reportan por esta pandemia hasta el día de hoy es de 808 personas, con 3 personas muertas.