Infecciones, enfermedades y ciberacoso: la violencia sexual contra la infancia en México

Itxaro Arteta (@iartetam)
Manos de niños alzadas

En México, 774 niñas, niños y adolescentes fueron atendidos en 2017 en un hospital por Infecciones de Transmisión Sexual (ITS). Enfermedades que son una señal, casi siempre, de violación sexual.

Aunque hubo 24 casos por entidad en el país, en promedio, las mayores tasas se registraron en Baja California Sur, Ciudad de México, Colima, Yucatán y Quintana Roo.

La fundación Early Institute publicó este 12 de noviembre su segundo diagnóstico sobre abuso sexual infantil (ASI) en el país, pero advirtió que hay una falta de datos desglosados por edad en las estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública para delitos como violación, abuso sexual, acoso y hostigamiento.

Te puede interesar: De mil denuncias de violencia sexual contra niñas y niños, solo uno llega a condena en México

Por ello, Mario Arroyo, investigador de Early Institute, explicó en entrevista que el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiendan analizar los datos sobre egresos hospitalarios por ITS. Aunque existe la remota posibilidad de que los contagios hayan sido por vía directa, es decir, a través de la madre, después de los 12 años eso es improbable y hay muchos casos de enfermedades en adolescentes.

Las cifras de atenciones en hospitales también revelan que hubo 281 menores de edad internados directamente por una agresión sexual durante 2017; el 84% fueron niñas.

En su informe pasado, el Instituto había reportado 309 hospitalizaciones en 2015. Es decir, que la cifra bajó 9% en un año; pero subió 34% respecto a lo que se tenía en 2010.

Las cifras son graves al considerarlas entre las hospitalizaciones infantiles que no son por accidentes ni enfermedades. En 2017, hubo 464 internados a nivel nacional por maltrato. Es decir, que tres de cada cinco niñas y niños que terminaron en el hospital por algo que les hicieron, fue por violencia sexual.

A nivel nacional, la tasa de incidencia de hospitalizaciones por violencia sexual es de 0.7 por cada mil menores de edad. Pero hay seis estados que están por encima:

Sonora fue el peor, con una tasa de 10.27. Registró 97 víctimas, 78 de ellas, mujeres; en Querétaro la tasa fue de 5.39, con 38 violaciones, de las que solo una fue a un niño y el resto a niñas; Tlaxcala tuvo una incidencia de 3.83 víctimas por 100 mil habitantes, con 16 niñas violentadas y un niño; en Hidalgo la tasa fue de 1.53; 1.26 en Ciudad de México y 1.21 en Tabasco.

Solo se denuncia el 1% de ciberacoso contra adolescentes

Otra novedad en el análisis hecho por Early Institute es el análisis de casos de acoso por internet, donde el resultado más grave es que solo uno de cada 100 casos se denuncia.

“Una de cada cinco víctimas de abuso sexual es contactada a través de internet, entonces nos dimos a la tarea de analizar el módulo de ciberacoso que tiene el Inegi”, explicó en entrevista el investigador Mario Arroyo. “Es una vía de abuso, ya no ocurre solamente en el entorno físico, en el entorno inmediato, sino ahora también a través de redes sociales”.

El 20% de adolescentes entre 12 y 17 años fueron víctimas de acoso digital en 2017. Sobre todo las chicas, entre las que 22.5% lo ha vivido, mientras que entre chicos lo sufren 17.3%, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Los estados con más ciberacoso a adolescentes son Baja California, Baja California Sur y Campeche, con una tasa de más de 300 casos por cada mil menores de edad. Con una tasa menor, pero arriba de 250 por cada mil, se ubican Sonora, Coahuila, Nuevo León, Aguascalientes, Morelos, Ciudad de México, Hidalgo, Veracruz y Tabasco.

El ciberacoso suele ser de tres tipos: envío de fotos y videos de contenido sexual, provocaciones para que la víctima reaccione negativamente, o utilizar nombres falsos para molestar.

La mayoría de quienes acosan a adolescentes, el 58%, son desconocidos, y el 47% son hombres. Otro 30% son acosadoras mujeres y en 23% de casos no se sabe.

Las chicas y chicos hacen lo que pueden para defenderse. 24% bloquea de donde viene el acoso y 23% tan solo lo ignora. 18% acude a sus padres y 12% habla directamente con la persona que está acosando, cuando la tiene identificada.

Solo 1% llega hasta autoridades legales con una denuncia formal. 

Leer más: Joven de 17 años denuncia a cuatro policías de CDMX por violación

Nuevo León y Guanajuato, los estados más violentos contra la infancia

La fundación analizó una serie de delitos, sexuales o no, para los que sí se encuentran cifras desglosadas por edad, como corrupción de menores, lesiones, homicidios y feminicidios. De ahí concluyó que hay ciertas entidades que son más hostiles a la infancia que otras.

Nuevo León, por ejemplo, fue en 2018 el lugar con mayor incidencia de rapto (definido como el secuestro con fines sexuales), el segundo en corrupción de menores y el cuarto en feminicidios contra niñas.

Guanajuato, por su parte, tiene primer lugar en homicidio y lesiones contra niñas, niños y adolescentes; tercer lugar en tráfico y cuarto en corrupción de menores edad.

Este último delito, el más claro de todos cometido en contra de niñas y niños, tuvo una incidencia en 2018 de 1,393 víctimas, donde el 69% de las víctimas fueron mujeres. La tasa nacional fue de 2.17 por cada 100 mil menores, pero Baja California superó por mucho ese promedio, con una tasa de 14.9;  seguido de Nuevo León con 6.3; de Chihuahua con 5.3, y Guanajuato con 4.9.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal