Las infecciones bacterianas son la segunda causa de muerte a nivel mundial: estudio

Las infecciones de origen bacteriano son la segunda causa de muertes en el mundo tras los problemas cardiovasculatorios, según un vasto estudio publicado el lunes 21 de noviembre, que señala al estafilococo áureo y al neumococo como las bacterias más letales.

Este estudio publicado en la revista Lancet seleccionó una treintena de bacterias habitualmente implicadas en infecciones y evaluó cuántas muertes están asociadas a ellas. Estos trabajos se enmarcaron en el Global Burden of Disease, un enorme programa de investigación financiado por la fundación Bill Gates y con un alcance sin igual por contar con miles de científicos en la mayoría de países.

“Las muertes asociadas a estas bacterias constituyen la segunda causa de decesos en el mundo” después de las enfermedades coronarias, que incluyen los infartos, concluyen los autores.

Las infecciones causaron 7.7 millones de decesos, lo que implica que una de cada ocho muertes se podía vincular a ellas, según los datos de 2019, en los que se basa el estudio.

De la treintena de bacterias estudiadas, cinco concentran más de la mitad de los casos: estafilococo áureo, E. coli, neumococo, Klebsiella pneumoniae y Pseudomonas aeruginosa. El estafilococo áureo es “la principal causa bacteriana de deceso en 135 países”, indica el estudio.

Sin embargo, entre los menores de cinco años, las infecciones por neumococo son las más letales.

LAS INFECCIONES BACTERIANAS SON UNA PRIORIDAD URGENTE

Los investigadores subrayan que las infecciones bacterianas son una “prioridad urgente” en materia de sanidad pública y piden trabajar en la prevención de infecciones, un mejor uso de antibióticos y un empleo más eficaz de la vacunación.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Cáncer, el estafilococo áureo es un tipo de bacteria que causa una infección que no responde a los antibióticos comunes, por ejemplo la meticilina, amoxicilina y la penicilina. El estafilococo es una causa común de las infecciones de la piel y ocasionalmente causa infecciones graves. Este puede estar presente en el cuerpo sin causar enfermedad, lo que recibe el nombre de “colonización”.

Sin embargo, esta bacteria se transmite por medio del contacto con las manos y las secreciones de la piel o nariz de alguien infectado. Entre los síntomas destaca la piel enrojecida y calor del área infectada con o sin pus, forúnculos o barros pequeños blancos en los folículos del vello, ampollas. Así como nudos de la linfa hinchados en el cuello, axilas o ingle. N

(Con información de AFP)

Newsweek en Español te recomienda también estas notas:

Estos patógenos pueden desencadenar pandemias

El ‘gas de la risa’, ampliamente disponible, preocupa a Europa

80 % de los adolescentes del mundo no tienen actividad física