Infección por H. pylori y su relación con la úlcera péptica

Gloria C. Rabell


Infección por H. pylori y su relación con la úlcera péptica

La infección por H. pylori es muy frecuente, cerca de dos tercios de la población mundial la presenta, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. (CDC). Es más común en países en desarrollo.

H. pylori es la principal causa de úlcera péptica y gastritis, enfermedades frecuentes que se presentan con sensación de ardor o dolor estomacal.

La infección ocurre cuando la bacteria H. pylori infecta tu estómago. El contagio podría ser de persona a persona con contacto directo de saliva, vómito o heces. O podría ser por consumo de alimentos o agua contaminada. 

Muchas personas ni se dan cuenta al padecer una infección de H. pylori ya que generalmente es asintomática. En ocasiones podría haber síntomas como náusea, vómito y pérdida de apetito.

Sin embargo, si se tiene úlcera péptica que es una complicación de la infección de H. pylori, es cuando algunas personas podrían darse cuenta, ya que se detecta por síntomas como sensación de ardor o dolor abdominal persistente que se empeora con el estómago vacío y se confirma con un diagnóstico médico.

Consulta con tu medico o acude a un gastroenterólogo si tienes estos síntomas y acude inmediatamente si tienes dolor abdominal persistente o severo, dificultad para tragar, vómitos oscuros o heces con sangre o de color negro. 

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Los factores de riesgo están relacionados al medio ambiente en especial si se vive con mucha gente o en condiciones de falta de alcantarillado de agua potable.

Así mismo, hay más posibilidad de adquirir esta infección si algún familiar o persona cercana está infectado.

¿Cuáles son las complicaciones relacionadas con la infección por H. pylori?

-Úlceras

La bacteria H. pylori puede dañar la mucosa o capa protectora de tu estómago e intestino delgado. Por lo que el ácido clorhídrico de tu estómago puede crear úlcera péptica.

Cerca del 10% de las personas que tienen H. pylori pueden desarrollar una úlcera.

-Inflamación de la mucosa gástrica

La presencia de la bacteria H. pylori puede irritar a tu estómago causando gastritis o inflamación de la mucosa gástrica que es la membrana que protege a tu estómago.

-Cáncer de estómago

La infección por H. pylori es un factor de riesgo para desarrollar algunos tipos de cáncer de estómago.

Exámenes para H. pylori

Tu médico hará el diagnóstico con base a análisis clínicos, entre ellos análisis de sangre para detectar si está activa la infección por H. pylori o si la tuviste anteriormente, o bien por pruebas de aliento o análisis de heces (análisis de antígenos en las heces. 

Como parte del tratamiento, generalmente se administran antibióticos y posiblemente te recomiende un medicamento protector para tu estómago.

Prevención

Siempre las condiciones de higiene, el lavado de manos, el tomar agua potable ayudan en la prevención de esta infección.

Así mismo, se ha visto en numerosas investigaciones la asociación entre H. pylori y jugo de arándano

Un estudio de 2005 halló que las personas que tenían la infección de H. pylori presentaron mayor efectividad en erradicarla si tomaban además del antibiótico recetado, dos vasos de 250 ml de jugo de arándano al día durante 90 días. .

Consulta con tu médico si tienes síntoma de ardor o dolor abdominal persistente o crees puedes tener úlcera péptica, para un diagnóstico y tratamiento oportuno.

Fuentes: Mayo Clinic, CDC, Cranberry Institute.org.