La porosa defensa del PSG se topa con Ben Arfa

JEROME PUGMIRE
·3  min de lectura
El viernes 20 de noviembre del 2020 Hatem Ben Arfa del Burdeos celebra su gol ante el Rennes en la liga francesa. El jueves 26 de noviembre del 2020 el París Saint Germain se prepara para recibir al Burdeos y a Ben Arfa, jugador al que dejaron ir este año. (AP Photo/David Vincent)

PARÍS (AP) — Lo último que necesita en este momento la frágil defensa del Paris Saint-Germain es toparse con un habilidoso delantero que tiene ganas de desquitarse contra su ex equipo y dueño de un récord goleador en su estadio.

El PSG se blinda para enfrentar a Hatem Ben Arfa, el extremo del Burdeos que visitará el Parque de los Príncipes el sábado. Llega desbordando confianza tras anotar el fin de semana el gol que le dio una victoria a su nuevo club.

Tras dominar el balón en el borde del área, Ben Arfa desairó a dos jugadores del Rennes y clavó el balón al ángulo inferior para el triunfo 1-0.

Fue precisamente el tipo de gol que la afición del PSG deseaba ver —una y otra vez— cuando Ben Arfa fue transferido al club de su ciudad natal hace cuatro años. Llegó tras firmar 18 tantos con el Niza, en una impactante temporada que le permitió volver a ser convocado por la selección nacional.

La situación rápidamente se deterioró bajo la dirección del técnico Unai Emery. Fue marginado del equipo en abril del 2017 y pasó la siguiente temporada sin disputar un solo partido con el PSG.

No pudo ser más humillante para Ben Arfa, en algún momento considerado como una gran promesa del fútbol francés cuando en 2004, con 17 años, debutó con el Lyon.

Ahora a sus 33 años está en su noveno equipo de una tumultuosa carrera.

El PSG perdió 3-2 ante el Mónaco el viernes, dejando escapar una ventaja 2-0 y sufrió a destajo, con su arquero Keylor Navas como figura salvadora, para vencer en casa 1-0 al Leipzig alemán en la Liga de Campeones el martes.

Aunque lidera el torneo con apenas dos puntos de ventaja sobre el Lille, el campeón vigente ha sufrido tres derrotas en 11 encuentros, y cinco en 15 partidos en todas las competencias.

Son resultados por debajo de las expectativas de un equipo que tiene grandes inversores de Qatar, y la ambición es dominar el fútbol europeo.

La presión parece evidenciarse tanto en los jugadores como en el técnico Thomas Tuchel.

Expulsiones imprudentes, tácticas confusas y desplantes. Los jugadores del PSG se mostraron titubeantes ante el Leipzig, consultándole a Tuchel durante varios momentos del partido. Y finalmente un exabrupto del propio Tuchel.

Respondió molesto a un reportero cuando se le preguntó si su equipo estaba nervioso.

“Tengo la impresión que siempre preguntas lo mismo y siempre es la misma pregunta. Puedes ir preguntar en el vestuario, si tienes las agallas para hacerlo", dijo un molesto Tuchel, levantando la voz mientras se veía más molesto y se reajustaba la máscara. "Los jugadores dieron todo, todo".

Podría ser el momento ideal para que Ben Arfa eleve a Burdeos a la parte alta de la tabla.

Especialmente al considerar que ha sido un tormento cuando le ha tocado ser visitante en el Parque de los Príncipes, un total de cuatro partidos, con un doblete para el Lyon y sendos tantos con Marsella y Niza.