Inesperados punteros y grandes en crisis en Europa

·4  min de lectura

Cinco de los 12 clubes fundadores de la Superliga languidecen fuera de la zona de clasificación a la Liga de Campeones e inesperados candidatos al título doméstico pululan en toda Europa

Tal es el panorama del fútbol europeo ante el último parón internacional de selecciones este año.

Barcelona y Juventus, embarcados en una batalla legal contra la UEFA por la Superliga, se perderían la próxima cita de la Champions al figurar noveno y octavo, respectivamente, tras haber perdido a Lionel Messi y Cristiano Ronaldo

El Manchester United, incluso con Cristiano de vuelta, y Arsenal parecen encaminados a la próxima Liga Europa. Como el Barça, Tottenham marcha noveno en la Premier y acaba de despedir a su técnico.

Esos clubes de la élite ambicionaban un torneo cerrado que les garantizaba la presencia en Europa. La Superliga fue lanzada en abril pero se desmoronó al acabo de 48 horas tras el intenso rechazo de aficionados y los gobiernos.

Chelsea es el único de los 12 rebeldes que marcará el paso cuando los tornes domésticos se reanuden el 19 de noviembre.

En España, la Real Sociedad se aferra a la cima de la Liga y el Napoli lidera en la Serie A. El conjunto vasco lleva 40 años desde que se consagró campeón nacional. La sequía de los napolitanos se remonta a 1990, cuando tenían a Diego Maradona en sus filas.

Varios más llevando esperando mucho tiempo. Union Saint-Gilloise, actual líder de la liga belga, no se corona desde 1935. En Turquía, la última consagración del puntero Trabzonspor fue en 1984.

Resulta irónico que, después que los clubes de la Superliga argumentaron que sus torneos domésticos les quedaban chicos, la competencia ha sido más intensa.

“Nuestros miembros siempre están de plácemes cuando hay emoción y sorpresas en las pugnas por los títulos", comentó Jacco Swart, el director ejecutivo de la Asociación de Ligas Europeas, que cuenta con 31 países.

Así se desmenuza lo visto hasta ahora en una temporada en la que los aficionados han podido volver masivamente a los estadios — la tercera impactada por la pandemia de coronavirus.

LOS QUE DIJERON NO

Aquellos clubes que declinaron las invitaciones a la Superliga andan mejor.

Bayern Munich y Borussia Dortmund mandan en la Bundesliga, y el Paris Saint-Germain se ha escapado en la punta de la Ligue 1 tras ser destronado por el modesto Lille la pasada temporada.

La ventaja de 10 puntos del PSG sobre Lens es la excepción, aunque Salzburgo ha abierto una distancia de 14 unidades en Austria.

El dominio de Salzburgo, en su segunda temporada seguida en la fase de grupos de la Champions, avala la opinión de los que aseveran que los premios que reparte la UEFA distorsionan las competiciones domésticas.

Eso suele pasar, pero un par de clubes que han reinado en las últimas cuatro temporadas — Young Boys en Suiza y Dínamo de Zagreb en Croacia — ahora mismo se ubican terceros en sus ligas.

INESPERADOS LÍDERES.

La Real Sociedad también sorprendió hace un año y llegó a ser líder en diciembre, aprovechando que sus rivales de mayor peso acusaron el efecto de una temporada previa que se prolongó hasta agosto de 2020.

De todas formas, esta campaña se ha insinuado un poco más predecible y la Real sigue en lo alto. El Real Madrid y el Sevilla, cada uno con un partido pendiente, se encuentran un punto detrás de los donostiarras.

Sin Messi y golpeado en sus finanzas, el Barcelona anda a los tumbos y se abre el compás que la Real puede colarse a la Champions tras haber quedado quinto la temporada pasada.

El Napoli ha dado un paso al frente tras el retroceso del Inter de Milán otro club agobiado por problemas financieros. El quinto puesto del club del sur la pasada temporada dolió mucho, al dejar escapar el boleto a Champions en la última fecha.

Con Lorenzo Insigne, Hirving Lozano y Dries Mertens como estandartes, el Napoli ha vuelto más fuerte para librar una pulseada con el Milan, que lleva 11 años sin atrapar un scudetto. Ambos clubes se mantienen invictos y con una diferencia de siete puntos sobre el Inter, tercero en la tabla.

El Union Saint-Gilloise le está dando buenos dividendos a su dueño Tony Bloom, el inglés que invirtió en el club en 2018. Bloom es un jugador profesional de poker cuyo Brighton también ha tenido un promisorio inicio en la Liga Premier.

Union le ha sacado cuatro puntos de ventaja al Brujas y Royal Amberes, conjuntos que al mismo tiempo participan de las copas europeas.

RIVALIDADES

Tener a Chelsea, Manchester City y Liverpool — que se han repartido los últimos cinco títulos de la Premier — peleando por otra corona con el West Ham refleja el porqué el torneo inglés es el más visto del planeta.

Varias rivalidades ancestrales calientan a otras ligas. En Ucrania, el Shakhtar Donetsk y el Dínamo de Kiev comparten el liderato y Escocia vibra con el histórico duelo Rangers-Celtic.

Ajax, eterno participante en la Champions, es perseguido de cerca por PSV Eindhoven y Feyenoord, equipos que en el pasado se consagraron en Europa.

Y el actual campeón portugués Sporting Lisboa se encuentra metido en una reñida pugna con Porto y Benfica.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.