El inesperado mensaje de Fernando Carrillo a Catherine Fulop, con reproche incluido

LA NACION

Eran la pareja perfecta de finales de los años ochenta. Como protagonistas de la telenovela Abigail enamoraron a toda América Latina y, en tiempos lejanos en los que las redes no existían, cosecharon millones de fans que amaban verlos juntos en la vida real. Sin embargo, la relación entre Fernando Carrillo y Caterine Fulop no solo fue efímera sino que terminó en malos términos.

Y aunque en 2013 volvieron a verse -y a trabajar juntos en la telenovela La magia del amor- las cosas entre ellos siguen estando tirantes. Este sábado, el galán venezolano le dedicó un posteo a su exesposa en su cuenta de Instargam. Y a pesar de que intentó ser lo más componedor posible, en su mensaje terminó filtrándose una pizca de resentimiento.

Quizá eligió este momento porque quiso solidarizarse con Fulop por la situación que está atravesando su hija Oriana, que contrajo coronavirus en Italia, donde reside junto a su novio Paulo Dybala. Sin embargo, aunque el texto que parece a simple vista amistoso, deja entrever ciertos conflictos no resueltos y un reproche.

Junto a una foto en la que puede verse a los dos con guantes de boxeo, Carrillo escribió: "Feliz. Aquí, en Italia. Photoshoot con una de mis protagonistas favoritas de mi carrera de televisión como actor de telenovelas, Catherine Fulop. Junto a quien, también, escribí un capítulo de mi existencia". Hasta allí, parecía un típico posteo evocativo, pero pronto llegó una aclaración que llamó la atención: "No el amor de mi vida, pero sí un amor importante y sobre todo, aleccionador".

Y entonces, aprovechó también para hacer un reclamo: "Uno al que respeto y valoro más que nunca hoy, como parte de mi historia, así me tenga bloqueado en Instagram". "Te quiero, Cathy. Aquí en Tulum eres siempre bienvenida junto a mi apreciado Osvaldo Sabatini. Madre y padre de la bella y súper talentosa, diosa, Oriana Sabatini", siguió.

Para el final, dejó un mensaje casi de autoayuda: "Todo aquel que denigre o niegue su pasado, jamás podrá ser feliz en el hoy, el ahora y el presente. Ama a tu pasado con mucho amor, sin miedos, arrepentimientos y sin denigrar de él. Ámalo con sus errores y equivocaciones. Ese pasado fue solo la base sólida de aprendizajes y enseñanzas que hacen que hoy puedas vivier ese presente maravilloso y soñado. Ama tu pasado para que seas feliz en el presente, el hoy, el ahora y el futuro. ¡Porque el futuro es hoy, mi amor! ¿Estamos de acuerdo?".

La relación entre Carrillo y Fulop comenzó en 1988, mientras protagonizaban Abigail. Se casaron dos años más tarde, pero la actriz decidió ponerle un punto final al matrimonio en 1994, cuando ambos se encontraban en la Argentina grabando la telenovela Cara bonita.

Dos años antes había conocido a Osvaldo Sabatini en el set de Déjate querer. Con el tiempo, el "Ova" se convertiría en su futuro marido y padre de sus hijas Oriana y Tiziana.

La relación entre los dos venezolanos, a partir de ese momento, fue tirante. A pesar de la distancia que los separa -él vive en México y ella en Buenos Aires- y del tiempo transcurrido, de tanto en tanto se veían obligados a rememorar su historia en alguna entrevista. En uno de esos reportajes, Fulop decidió revelar los motivos que la llevaron a pedir el divorcio: Carrillo le habría sido infiel en muchas ocasiones, incluido el día en el que pasaron por el registro civil.